La pensión por discapacidad será retirada por la Seguridad en estos casos

0

Las pensiones no contributivas por discapacidad se cobran hasta los 65 años edad. A esta edad ya es incompatible, tal y como recogen los propios requisitos de acceso a la pensión en la web del IMSERSO, en la que establece tener entre dieciocho o más años y menos de sesenta y cinco.

La cuantía de estas prestaciones se calcula según los ingresos personales del solicitante y de la unidad de convivencia.

En caso de cumplir los 65 años de edad, estar recibiendo una pensión no contributiva por discapacidad y no cumplir con los requisitos para acceder a una pensión contributiva de jubilación, se deberá solicitar la pensión no contributiva por jubilación.

Para acceder a estas pensiones, es necesario tener 65 años o más, haber residido en España durante al menos 10 años desde los 16 años y tener ingresos por debajo de los 7.250,60 euros anuales.

En el caso de recibir la pensión completa, se percibirán 7.250,60 euros al año, que equivalen a 517,90 euros en 14 pagas.

de igual forma, se puede recibir un complemento de 525 euros si vive de alquiler.

Es importante no confundir esta pensión con la de incapacidad permanente. Se puede acceder cuando se tiene una limitación que impide volver al trabajo además de haber cotizado un mínimo a la Seguridad Social.

Esto sucede igual con las pensiones de incapacidad permanente. Si se llega a la edad ordinaria de jubilación se pasa a cobrar la pensión de jubilación contributiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí