La Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP) ha reivindicado la necesidad existente en la sociedad actual de una mayor sensibilización y concienciación sobre todo tipo de violencia de género ejercida contra las mujeres mayores, dado que actualmente se encuentra invisibilizada y confundida con otras formas de violencia y maltrato.

El estudio ‘Mujeres mayores de 65 años víctimas de violencia de género’, realizado por la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género con datos de 2019, refleja datos impactantes como que el 40% de las encuestadas manifestó llevar 40 años o más sufriendo violencia de género y el 27% llevaba padeciéndolo entre 30 y 20 años.

La PMP ha lanzado una serie de propuestas que incluyen el fomento de la sensibilización y la formación concreta sobre este tipo de perfil, además de visibilizar su vulnerabilidad, ya que esto contribuye a la detección de casos y a facilitar su acceso a los recursos especializados.

En general, el informe revela que las mujeres mayores suelen ser víctimas de larga duración y, por lo tanto, asumen esa violencia y la normalizan.

Por otro lado aseguran que una parte ha crecido en una cultura, la de guerra y postguerra, que nunca reconoció la violencia de género y, por esta razón, muchas de las víctimas ni siquiera son conscientes de que sufren malos tratos, además de desconocer los recursos que tienen a su alcance para denunciarlos, con lo cual, a la falta de sensibilidad y conocimiento sobre este fenómeno se añade la infradenuncia de su situación por parte de mujeres mayores víctimas de todo tipo de violencia y maltrato.

La PMP también ha recomendado el establecimiento de protocolos de detección de violencia de género específicos dirigidos a mujeres mayores para su aplicación en centros de mayores y otras instituciones públicas a los que asistan personas mayores de 65 años; además del desarrollo de programas de formación destinados a los servicios y recursos especializados en atención y protección a víctimas de violencia de género; así como la implementación de líneas de trabajo destinadas a ajustar las características de los recursos a las necesidades de las mujeres mayores, con especial atención a facilitar el acceso, agilizar la respuesta y evitar la revictimización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí