La segunda remesa de vacunas contra la viruela del mono llega a España

0
Vacuna contra la viruela del mono (c) Commons.

Mientras la OMS se alivia ante el descenso global de muertes por Covid-19, Sanidad aplaca a la viruela del mono recibiendo una nueva tanda de dosis en el país.

Tras superar los 5.000 casos de viruela del mono a nivel nacional, y rechazar la propuesta de Madrid de incluir en su protocolo inmunizar a cinco personas con cada vacuna de la viruela del mono, el Ministerio de Sanidad respira hondo al recibir una nueva remesa de sueros administrados en la lucha contra esta infección vírica.

Llueven pinchazos de la viruela del mono en el departamento de Salud Pública

Se trata de 7.110 nuevas dosis de la vacuna subcutánea ‘Jynneos’, para ser exactos, tal y como ha informado el departamento que dirige Carolina Darias, que han aterrizado para ayudar a combatir la enfermedad, de acuerdo con la compra realizada desde la Comisión Europea (CE), mediante la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA, por sus siglas en inglés), de reciente creación.

Centralizada y llevada a cabo a nivel de la Unión Europea, se trata de una compra en la que se obtuvieron un total de 109.090 dosis de administración subcutánea, repartidas entre los países participantes en la adquisición, según criterios demográficos y epidemiológicos.

A España, de hecho, le han correspondido más de 12.000 pinchazos graduados en el reparto de esta vacuna contra la viruela del mono; y si bien ahora ha recibido 7.110 dosis, estas se suman a las 5.000 recogidas con anterioridad en un aterrizaje fechado a finales de junio.

¿El destino final? Que se distribuyan «entre las comunidades y ciudades autónomas para que procedan a su administración, de acuerdo con los criterios de priorización establecidos por la Comisión de Salud Pública».

Un primer contrato que ha sido ampliado por la CE hasta pasar a 54.530 dosis más, dicho sea de paso, a petición de los Estados miembro de la UE, las cuales se distribuirán durante el último trimestre de 2022. Entre tanto, la CE ha habilitado un mecanismo para la donación de vacunas entre estados miembro, y a ellas apelarán en caso de ser necesario.

Una petición de recomendación

A pesar de esta tanda de sueros anti viruela del mono, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha solicitado a la Agencia Europea de Medicamentos (AEM o EMA, por sus siglas en español e inglés, respectivamente), que se apegue al prometido estudio comparativo de las vías de administración subcutánea e intradérmica de la vacuna de ‘Jynneos’, y que lleve a cabo cuanto antes un análisis de la evidencia que permita emitir una recomendación de administración armonizada para todos los Estados miembros de la UE.

Comercializada en Europa bajo el nombre de ‘Imvanex’, el suero de ‘Jynneos’ contiene en su combinado farmacológico una forma modificada del virus Ankara, patógeno perteneciente a la misma familia que el causante de la viruela del mono, con la salvedad de que no despierta la enfermedad entre las personas, ya que no puede reproducirse en células humanas.

Pero teniendo en cuenta que las similitudes entre ambas llaman al engaño, lo cierto es que el organismo humano ha demostrado sobradamente tener capacidad para generar anticuerpos contra estas enfermedades, virus del simio incluida.

Salud no contempla inmunizar a cinco personas con cada vacuna de la viruela del mono

Por otra parte, desde el Ministerio de Sanidad ya han advertido que su protocolo no contempla poder inmunizar a cinco personas con cada vacuna de la viruela del mono, en respuesta a la sugerencia, hecha petición, que la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid les lanzó esta misma semana.

«Como estrategia de salud pública, existe evidencia científica que apunta que vacunar a un mayor número de personas con una dosis única es más efectivo que vacunar a la mitad con dos dosis», y así lo recoge el documento de justificación y rechazo del Ministerio de Sanidad en un documento sobre vacunación frente a la viruela del mono que se difundió este martes.

La petición de la CCAA madrileña se limita a emular el ejemplo de Estados Unidos, cuya FDA o Administración de Alimentos y Medicamentos ha declarado a este virus como emergencia sanitaria nacional, dando además el visto bueno a extraer cinco dosis de cada vial de vacuna para multiplicar el número de beneficiarios, a la vista de «la escasez de este tratamiento preventivo».

Tratada como profilaxis preexposición, este fármaco contra la viruela del mono está indicada de forma prioritaria a un grupo específico de población, los más vulnerables y propensos a infectarse; es decir, personas de 18 a 45 años que mantienen prácticas sexuales de alto riesgo y que además cumplan con los criterios de indicación establecidos desde Sanidad. Por ahora, solo 1.504 personas han sido inmunizadas contra la viruela del mono en los dos puntos que la comunidad madrileña ha habilitado a tal fin, recibiendo 1.835 hasta ahora, a la espera de recibir su porción prometida con la nueva remesa anunciada.

«Estudios en animales y en humanos muestran que la primera dosis de la vacuna ya proporciona una protección básica frente a la viruela del mono», o eso afirma Sanidad en su documento informativo. «La segunda dosis de la vacuna sirve principalmente para prolongar la duración de la protección de la vacuna», matizan, agregando que «los estudios inmunológicos han demostrado que la protección inmunológica tras la primera dosis disminuye a partir de los 2 años tras la vacunación, y después puede ser necesaria una segunda dosis de vacuna para una protección más duradera».

Una protección completada dos semanas después de la vacunación, según el protocolo de la Comisión de Salud Pública, cuyo texto informativo de la infección remarca asimismo que las personas vacunadas previamente de la viruela solo recibirán una dosis, dada la limitada disponibilidad de vacunas, e independientemente de que esta sea administrada en la estrategia preexposición o en la campaña de precaución posexposición a esta viruela del mono.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí