La vacuna de Hipra es eficaz con las subvariantes de Ómicron

0

Mientras el porcentaje de españoles preocupados por la séptima ola aumenta, la vacuna de Hipra se revela prometedora frente a las subvariantes de Ómicron.

A juzgar por lo que reflejan los últimos análisis de la vacuna de Hipra desarrollada contra la Covid-19, difundidos ayer mismo por la propia farmacéutica, el suero español, que aún está pendiente de aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM o EMA, por sus siglas en español e inglés, respectivamente) tiene una protección frente a BA.2 y BA.4/BA.5, subvariantes de ómicron y causantes de los últimos contagios de coronavirus registrados en el país.

La vacuna de Hipra contra la Covid-19 está más cerca de empezar a administrarse

Según lo observado por la desarrolladora, tras 14 días desde la administración de la vacuna como dosis de refuerzo aún perdura en los participantes previamente vacunados con dos dosis de Pfizer/BioNTech un incremento de los anticuerpos neutralizantes contra las subvariantes BA.2 y BA.4/BA.5 de ómicron.

En la misma línea, los investigadores de la compañía han comprobado que el fármaco guarda asimismo un incremento de los anticuerpos neutralizantes frente a BA.4/BA.5 incluso 14 días después de recibir el booster o refuerzo con la vacuna de Hipra, algo que pudieron constatar al inocularlo en un subgrupo de participantes previamente inoculados con el suero de mRNA mensajero de Moderna.

Asimismo, durante el ensayo realizado en la fase IIb, cuyos resultados han sido recientemente publicados, los datos revelaron que la vacuna de Hipra no solo es una buena optativa como dosis de refuerzo heterólogo, que también; sino que además da lugar a una potente respuesta de anticuerpos neutralizantes ante todas las variantes estudiadas, véase Alfa, Beta, Delta, Ómicron y Wuhan. Algo que persiste entre los 14 y 98 días, con resultados que superan estadísticamente a los recogidos con la dosis de recuerdo administrada con Pfizer-BioNTech a los 98 días y frente a las mismas cepas.

¿Traducción? Que la vacuna de Hipra provoca en el organismo inoculado una respuesta de anticuerpos neutralizantes que sobreviven más en el tiempo que los generados por los sueros de Pfizer, sugiriendo así una protección «más duradera y efectiva» frente a las nuevas cepas circulantes.

A todas estas ventajas se suma la seguridad demostrada por el fármaco de Hipra durante los ensayos clínicos, revelando en su análisis un «buen perfil de seguridad y de tolerabilidad», en palabras de la compañía, la cual detalla que no se han detectado efectos adversos «relevantes» en ninguno de los voluntarios. El efecto secundario más común después de la inyección es el dolor en la zona pinchada, fatiga o dolor de cabeza; secuelas que han desaparecido en las jornadas siguientes y que son tan leves que «no han impedido en ningún momento el desarrollo de la vida normal» de los participantes en el ensayo.

Y pese a que la vacuna de Hipra se halla actualmente en fase de ensayo IIb, el último escalón antes de recibir la aprobación de la AEM, la compañía ya ha anunciado que ampliará sus estudios con 200 nuevos participantes procedentes de 10 diferentes hospitales del país, bajo el firme propósito de confirmar la eficacia de su suero creado como segunda dosis de refuerzo. Un último estudio previsto para arrancar a finales de este verano, por cierto, una vez la compañía reciba la autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) y del Comité de Ética del Hospital Clínic de Barcelona.

Un suero aún en evaluación

Fue el pasado 29 de marzo cuando la AEM anunció que iba a empezar a evaluar la vacuna de Hipra para certificar su validez como dosis de refuerzo contra el coronavirus, al menos en adultos que han sido inmunizados con otros compuestos. Un proceso que se puso en manos del Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia, tras estudiar los resultados preliminares y positivos obtenidos en los ensayos de laboratorios y en los estudios clínicos aplicados a participantes adultos.

«La vacuna de Hipra encaja con las necesidades actuales en Europa», aseguraron desde la farmacéutica de Amer (Gerona). «Con un porcentaje de población cercano al 50 por ciento que aún no ha recibido la dosis de refuerzo, y pensando en las campañas de vacunación de otoño, es positivo que la población europea disponga de vacunas de otras tecnologías alternativas a las de mRNA», apostillaron.

Cabe recordar, en este sentido, que la fórmula de la vacuna de Hipra se basa en dos proteínas recombinantes de una estructura similar, una de variante alfa y otra perteneciente a beta; una curiosa pareja que se acompaña con un adyuvante que aumenta la respuesta inmunológica, y que al entrelazarse conforman una estructura única llamada dímero.

«El amplio espectro de protección frente a las variantes que han aparecido y su buen perfil de seguridad, hacen de la vacuna de Hipra una solución interesante para las personas que deban vacunarse, de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias».

Estos datos suponen un chute de ánimo y de propósito renovado para el Ministerio de Sanidad, entre cuyos planes figura utilizar esta española vacuna de Hipra como el cuarto pinchazo para los inoculados con ARN mensajero durante la segunda mitad de septiembre.

Entre tanto, la preocupación de los habitantes de España por la Covid-19 ha ido creciendo de un tiempo a esta parte, coincidiendo con la séptima ola, y así lo recogen los datos del Barómetro de Julio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundidos este mismo martes.

Mientras, Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha asegurado que los contagios siguen en una tendencia «descendente», por lo que este martes reiteró su llamamiento a la «cultura del cuidado». Por su parte, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), han avisado de que los contagios se han «triplicado» en Europa en 6 semanas; razón por la cual la entidad sanitaria de la ONU ha ultimado por abogar por el uso de mascarillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí