Vírica, estacional y muy contagiosa, la gripe genera 1.000 millones de casos al año en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud, de los cuales unos 500.000 acaban en muerte.

Mientras la campaña de vacunación del Ministerio de Sanidad unifica en su estrategia de inmunización tanto a la gripe como a la covid-19, las farmacias de España han colgado el letrero de ‘se vende’ para esos test de antígenos que pueden rastrear tanto los virus gripales como los del SARS-CoV-2 , y ahora se preparan para etiquetar con la misma táctica de venta a la primera vacuna intranasal contra la gripe pensada para niños y adolescentes.

La nueva vacuna antigripal de administración por vía nasal está próxima a su comercialización

Tras un recibimiento bastante tibio el año pasado, cuando solo se podía adquirir a través de los servicios de farmacia de la red hospitalaria o dependientes de centros sanitarios, la temporada de otoño de este 2022 se estrena programando una cobertura de venta más amplia para el suero contra la gripe común para este octubre, siendo la primera vez que pueda comprarse en las farmacias comunitarias.

Lista para abarrotar las farmacias en cuestión de semanas, según se especula, en torno a finales de octubre y principios de noviembre, quizá, se trata de un suero desarrollado por la farmacéutica de AstraZeneca, que solo se podrá dispensar con receta médica, destinada a administrarse únicamente a niños y adolescentes de entre 2 y 18 años, y cuyo contenido sale pulverizado hacia las fosas nasales, una pulverización en cada una de ellas, al más puro estilo de un espray.

Se sabe, por ahora, que el fármaco evita el uso de agujas y pinchazos, que deberá ser administrado por un profesional sanitario, únicamente, y que ya cuenta con todas las autorizaciones pertinentes de venta legal, lo que implica el sí de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Hablamos de un compuesto químico de una sola toma que costará 37 euros, aproximadamente, si bien los niños que nunca han sido vacunados contra la gripe deberán recibir una porción extra de seguimiento, la segunda en total, tras un intervalo eso sí de cuatro semanas entre ambas dosis, y eso como mínimo.

Esta no es la primera vacuna pediátrica contra la gripe que ya se vende en España, hay que aclarar, ya que existen hasta cuatro marcas convencionales; aunque hay que admitir que el nuevo suero se diferencia bastante de sus hermanas antigripales, ya que su compuesto se basa en un virus vivo atenuado. ¿Traducción?

Que la persona que recibe este suero intranasal se está protegiendo simultáneamente de las cuatro cepas de virus de la gripe que pululan normalmente entre la población, ya que es tetravalente; véase A/(H1N1), A/(H3N2) y las dos variantes de B; ello implica que cuenta con más anticuerpos que la inyección tradicional contra la enfermedad, esos sueros antigripales que van con aguja e inyección en un músculo.

En contrapartida, el niño o adolescente protegido de la gripe con este nuevo suero nasal se expone a enfermar por la influenza, igual que ocurre en cierta forma con las vacunas tradicionales, ya que los virus debilitados con los que cuenta el nuevo fármaco están adaptados al frío, por un lado, y diseñados para adaptarse a las temperaturas de la nariz, únicamente, y multiplicarse a partir de ahí, por otra parte, mostrándose inadecuada para las temperaturas más elevadas de pulmones y otras zonas corporales.

Un peligro que afecta tanto a mayores como a los más jóvenes

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 1.000 millones de positivos de gripe, y eso a nivel mundial; un conteo en el que entre 3 y 5 millones acaban siendo casos graves y confirmados, terminando en un índice anual de fallecimiento por esta causa entre 300.000 y 500.000 personas.

Pese a ser estacional, y representar un peligro mayor entre ancianos y demás franjas de edad avanzada, la gripe también puede atacar a niños y adolescentes, por lo que sus vacunas también están indicadas para ese colectivo joven, especialmente los que pertenecen a los grupos de riesgo por su salud.

Y es que todos se enfrentan a sufrir complicaciones mayúsculas que van de la neumonía a la muerte, produciéndose la primera por una sobreinfección bacteriana o por influencia del propio virus, convirtiendo a los menores agripados en fuentes andantes de contagio para las personas de su entorno, mayores incluidos.

Es por ello por lo que las autoridades sanitarias suelen recomendar vacunar anualmente de la gripe a los menores con enfermedades que debiliten su sistema inmunitario, ya sean asmáticos o diabéticos, o padezcan de alguna enfermedad renal o inmunológica.

Y aunque solo los niños de 24 meses en adelante podrán recibir este suero intranasal contra la gripe, desde la AEP (Asociación Española de Pediatría) mantienen su recomendación general, e insisten en vacunar a todos los peques que cuenten con entre 6 a 59 meses de vida.

Cabe añadir, por último, que este mismo compuesto intranasal lleva desde el 2013 autorizada por la Comisión Europea, siendo muy utilizada en países como Alemania, Francia, Reino Unido y, fuera del viejo continente, en regiones americanas como Estados Unidos.

Y es que sus autoridades sanitarias han visto con buenos ojos que pueda inducir al organismo hacia unas respuestas inmunitarias desde la mucosa de las vías respiratorias, evitando la infección en el portal de entrada del virus, todo ello mientras estimula asimismo respuestas inmunitarias sistémicas en todo el cuerpo, a juzgar por lo que recogen los especialistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí