Las cinco nuevas rutas en tren que estrena Italia por todo lo alto

0

Italia se suma a la nueva edad dorada de las rutas en tren, adaptando la visita y el turismo de sus encantos y monumentos a sus flamantes líneas ferroviarias.

Las rutas en tren son lujo, velocidad, tiempo ganado y comodidad. E Italia lo sabe; y por eso presume de cinco itinerarios de viaje en raíl que no solo convence al más exigente de los turistas, sino que además aplaude el más veterano de los residentes.

Un puente ferroviario de Génova a Nápoles

¿Sabía que puede ir de Génova a Nápoles y viceversa en menos de siete horas, recorriendo una de las rutas en tren más flamantes de la península Itálica?

Este progreso turístico es una acción impulsada por ‘Italo’, una de las redes de alta velocidad más usadas del viejo continente; y es que la compañía ha puesto en marcha un nuevo e interesante itinerario ferroviario que promete disminuir 80 minutos menos la distancia de sus rutas, hasta reducirlo a 6 horas y 45 minutos en total; lo que resalta notablemente frente al trayecto anterior.

Con esta táctica de viaje y conexión, ‘Italo’ pone el principio del fin del déficit de conectividad con el resto del país que siempre ha sufrido la capital de Liguria, y eso que la urbe es una de las grandes ciudades portuarias de Italia y el Mediterráneo.

Así, esta línea mejorada busca paliar el distanciamiento geográfico de la ciudad, acercándola al sur del país en un convoy que gana tiempo y comodidad. ¿Lo mejor de todo? El bautizo de unión en el que quedan enlazadas ambas urbes, por un lado, y la opción de realizar una combinación única de los dos litorales más famosos del país, pudiendo vislumbrar por tanto la Costa Amalfitana y las Cinque Terre.

Sicilia

Otra de las interesantes rutas en tren que estrena la región itálica traza su itinerario entre Messina y Palermo, ambas muy representativas del legado nacional y ubicadas en la mayor isla del Mediterráneo.

La escapada, de apenas 3 horas, corre a cargo del servicio de alta velocidad de Frecciabianca, e inicia su trayectoria por Caltanissetta y Enna, para luego partir hacia la costa de Catania, con destino Messina.

No puede negarse que este tren da un gran paso hacia el progreso de las conexiones interurbanas; aunque hay que aclarar, eso sí, que aún no tiene la clasificación de tren de alta velocidad.

Una vuelta por la Costa Azul

Si Niza es una de las ciudades más populares de la costa francesa, Cuneo es la reina indiscutible de la Costa Azul italiana. Gracias a una ardua labor empresarial, ambas urbes han quedado conectadas en un trayecto bello y directo que despliega ante la ventanilla del tren buena parte de las atracciones turísticas más maravillosas de la zona, mientras invita a darse un chapuzón en verano en sus hermosas aguas transparentes.

Por tanto, subirse a este convoy amante de dos países e historia de dos ciudades equivale a conocer el puerto de Lympia, visitar la Promenade des Anglais o Paseo de los Ingleses e incluso asomarse al Mercado de las Flores.

Un tren de marcas que traquetea por Ancona y Fabriano

Ancona tiene una estación; y más recientemente también una de las rutas en tren más llamativas de Italia, ya que se ha erigido como el punto de partida del viaje que desemboca en Fabriano, famosa a nivel mundial por su producción de papel.

Su itinerario es asombroso, indiscutiblemente, dado que se adentra en los Apeninos, desde donde puede uno sumergirse en la región de las Marcas. A su encanto se suma la silueta de su antiguo ferrocarril, fechado en el siglo XIX, con una línea arcaica que ha sobrevivido a la modernidad. Tras llenarse los ojos con los encantos de Fabriano el viaje prosigue prometiendo ver cosas igualmente interesantes, como los rincones que alberga la localidad de Pergola.

De Milán a París pasando por Turín y Chambéry

La última de estas rutas en tren con el que Italia se lleva miles de síes a su turismo es una muy vistosa que hace moda y pasarela entre Milán y París.

Se trata de un trayecto que de tan rápido logra reducir unos 20 minutos la distancia entre ambas urbes. Un logro de comodidades que promete confort y glamur, y una promoción a cargo de la compañía Frecciarossa, conocida por ofertar los trenes más rápidos y veloces de toda Italia. ¿Lo mejor de su itinerario? Que hasta consigue hacer parada en otras urbes con encanto turístico, léase Turín y Chambéry. Y todo para finalizar en la capital gala, que rara vez defrauda al viajero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí