Un estudio realizado en España revela que un buen porcentaje de las cuidadoras de personas con Parkinson presenta síntomas depresivos a los dos años.

Hace unos días les informábamos en Prensa Social que el Parkinson ha duplicado su incidencia mundial en los últimos 25 años. Por tanto, cada vez va a ser más necesario encontrar personas formadas o familiares que se encarguen de cuidar a este colectivo. Algo que no es tarea fácil y tiene consecuencias en la mayoría de las personas.

Cuidadoras de personas con Parkinson y depresión

Y es que, según los resultados de un estudio realizado en España en el marco del proyecto Coppadis, «más del 50 por ciento de las personas cuidadoras de gente con Parkinson presenta síntomas depresivos tras dos años de trabajo». Esta es la principal conclusión reflejada en las cifras que ha mostrado la Federación Española de Parkinson (FEP).

Una mujer sentada en el suelo con depresión
Una mujer sentada en el suelo y con la cabeza apoyada en las piernas. / © Pixabay

«Lo que se evaluó fue la carga global y el nivel de estrés de la persona cuidadora, así como su estado de ánimo y su percepción de calidad de vida, tanto al inicio como después de dos años se seguimiento, en 192 cuidadores/as principales de personas con párkinson», explica Diego Santos, coordinador del estudio.

«Las personas cuidadoras son, en muchas ocasiones, las grandes olvidadas de la enfermedad. Su implicación y esfuerzo en la búsqueda del bienestar de la persona afectada llega a generar un gran impacto en su salud y, en especial, en su estado emocional»

Diego Santos, coordinador del estudio

«Se observó, como hipotetizamos, un cambio significativo en las escalas, indicativo de un incremento en la carga y estrés de la persona cuidadora, así como un empeoramiento en su estado de ánimo y calidad de vida después del seguimiento de dos años», subraya Santos.

Estrés y sobrecarga de trabajo

«El estado de ánimo de las personas que tienen Parkinson influye de manera directa en el estado de ánimo, la sobrecarga y el estrés de la persona cuidadora», apunta Santos. De hecho, los investigadores han descubierto que en aquellos casos donde se han desarrollado síntomas de depresión está muy relacionado con estas cuestiones.

«Cerca del 76 por ciento de las personas cuidadoras con depresión presentaban sobrecarga y un 24 por ciento tenían estrés»

Diego Santos, coordinador del estudio

Por otro lado, Paqui Solana, cuidadora de su madre, añade: «Mi calidad de vida ha cambiado mucho desde que mi madre tiene Parkinson. Ella es mi prioridad. Cuando no estoy con ella, me siento culpable e intranquila. Y, estando con ella, el cansancio agota la paciencia».

Declaraciones de la FEP

Tras conocerse los resultados de este estudio, la FEP puntualiza: «Estos datos destacan la necesidad de que el sistema sanitario realice un seguimiento en el estado de ánimo tanto de la persona afectada como de la cuidadora, y aplique estrategias para promover el cuidado y la atención de la persona cuidadora en enfermedades neurodegenerativas».

«No nos podemos olvidar de las personas cuidadoras, ellas reciben un gran impacto de la enfermedad de su familiar. Son imprescindibles en la mejora de la calidad de vida de las personas con Parkinson y protagonistas de todos los avances del movimiento asociativo»

Alicia Campos, directora de la FEP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí