Las enfermedades del corazón más comunes este 2022

0

Entendidas como ese término general que engloba a los problemas cardiovasculares, las enfermedades del corazón han vuelto a reclutar más pacientes en este 2022.

Como cada 29 de septiembre y desde el 2000, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra a nivel internacional el Día Mundial del Corazón, a fin de concienciar a los ciudadanos acerca de las patologías cardiovasculares, subrayando asimismo la necesidad de educar sobre la importancia de cómo prevenirlas.

Pero para esto es preciso saber, primero, ante qué debe uno mantenerse alerta. Así que en este efeméride tan especial le alistamos cuáles han sido las enfermedades del corazón que más batalla y resistencia están presentando en este año.

¿El objetivo de conocerlas? Apoyar a la Federación Mundial del Corazón (WHF, por sus siglas en inglés de World Heart Federation), en su campaña de ayudar a cuidar debidamente la salud cardiaca de las personas, animándolas a mantener un ojo avizor ante esos factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de las enfermedades cardiovasculares. ¿Preparados?

Pero antes… ¿qué son las enfermedades del corazón?

Son aquellas dolencias que afectan a este órgano tan vital, simple y llanamente, pero también a los vasos sanguíneos y a aquellos accidentes vasculares en el cerebro. Hereditarias, en ocasiones, y martirizantes las más de las veces, representan en conjunto la primera causa de muerte en todo el mundo, pese a que cuenta con ciertos factores que permiten controlar su prevención. Hablamos de 17,5 millones de fallecimientos al año por esta causa, nada menos, según datos de la WHF.

Tanto la edad como la genética constituyen dos de las papeletas que más predisponen a estas afecciones, junto al tabaquismo y al elevado consumo del alcohol, el estrés y el sedentarismo y el no seguir una dieta saludable. Por el contrario, el deporte y las dietas sanas y equilibradas son la contrapartida a estos factores, irguiéndose como aliados perfectos para reducir el impacto de esta patología en la sociedad.

¿Y cuáles han sido las enfermedades del corazón que más han aquejado en este año a los españoles?

Entre las afecciones más comunes se encuentran las apoplejías y los ataques cardíacos, o eso recoge la Fundación Española del Corazón (FEC), la cual también señala que la Insuficiencia Aórtica ha sido y sigue siendo una de las patologías más ahorcadoras de la salud cardiovascular.

Reconocida a vista médica como una enfermedad de las válvulas del corazón, ya que la válvula aórtica no cierra bien, cuando hay una insuficiencia aórtica de por medio el corazón se ve obligado a hacer un sobreesfuerzo en su labor de bombear la sangre, disparando así su propio ritmo cardíaco.

La estenosis pulmonar, por su parte, es otro trastorno que también está dando muchos (y médicos) quebraderos de cabeza entre la población. Se trata de una deformación localizada en la válvula pulmonar o cerca de estas, identificada por reducir el flujo sanguíneo que circula entre el corazón y la arteria pulmonar y los pulmones.

La insuficiencia Pulmonar, en cambio, ocurre cuando las aletas de la válvula pulmonar no se cierran correctamente, provocando con ello que la sangre llegue al ventrículo derecho, debido tal vez a que antes del nacimiento no se ha desarrollado bien la válvula. Algo que, además, empuja a la capa del tejido a que bloquee el flujo sanguíneo que transita entre el corazón y los pulmones.

¿Sabía que los hombres son quienes más infartos sufren, aunque estos suelen ser más graves en mujeres?

Este desequilibrio en la báscula de afección por sexos de las enfermedades del corazón responde, en parte, a que los hombres acusan cardiopatía isquémica a edades más tempranas que las mujeres. Y si bien la menopausia hace que el riesgo en ambos sexos se iguale, las últimas estadísticas apuntan a que esto empeora, incluso, empujándolas a presentar un pronóstico aún más grave.

Y todo por acudir tarde a consulta o porque algunos médicos subestiman o confunden sus síntomas. Así lo ha hecho saber Antonia Sambola, cardióloga del Hospital de Vall d’Hebron, y presidenta del grupo para emergencias cardíacas en la mujer, de la Sociedad Europea de Cardiología.

«Según la serie de pacientes que se evalúe, la proporción de ataques al corazón afecta a un 60% a 70% de hombres, y a un 40% a 30% de mujeres; pero las cifras están cambiando». Y es que según explica esta facultativa:

«La mujer acusa la cardiopatía isquémica unos 10 años más tarde que el hombre porque hasta la menopausia ‘se supone’ que está protegida hormonalmente; pero cada vez son más las mujeres más jóvenes de 55 años -edad convenida para la menopausia- que acusan los síntomas; bien porque fuman o bien porque la obesidad aumenta». Algo que no varía mucho entre los hombres, por descontado, que por media sufren su primer ataque al corazón a edades más tempranas.

Igual que la doctora, el consenso de los expertos a este respecto defiende que el cateterismo de arteria es el mejor tratamiento contra este tipo de patologías, y ello es válido tanto para hombres como para mujeres; y cuanto antes se recete y actúe, mejor.

Hablamos de un avance terapéutico que, junto a otros avances homólogos, han conseguido pintar un futuro más alentador en la detección precoz de las enfermedades del corazón, transformando esos síntomas atípicos y esas señales desdeñadas o camufladas entre creencias infundadas en manifestaciones importantes de advertencia, las cuales permiten y permitan agilizar la intervención y evitar ese peor pronóstico de las cardiopatías, especialmente entre las mujeres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí