Las pensiones golpeadas por el IRPF

0
© familiados

La aplicación del IRPF a las pensiones traerá consigo una dismución de los ingresos para sus beneficiarios, mitigando así el incremento aplicado desde el 2023.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, popularmente conocido como IRPF, es, cada vez más, un auténtico quebradero de cabeza para el respetable. Usuarios de a pie y empresario batallan silenciosamente para que el abono de esta tasa no les suponga una auténtica hecatombe respecto a su economía; máxime ahora que se acerca la fecha de la apertura de la declaración de la renta.

La misma, colocará las cifras y será entonces cuando Hacienda, en base a la documentanción aportada por el interesado, los ingresos y los gastos anuales, decidirá si este ha de abonar dinero o, por el contrario recibirlo. Es de recibo mencionar que, ante ambos casos, el usuario podrá recurrir la decisión del fisco si esta no le satisface.

© Olia Danilevich/Pexels

«Si en 2023, la cuantía de la pensión recibida supera los 3.058 euros mensuales o los 42.823,34 euros anuales se aplicará un IRPF de un 18,5%, y los tipos mínimos van desde el 9,5% para pensiones inferiores a los 12.450 euros» 

Retención fiscal de las pensiones contributivas

Regresando a la retención a aplicar, a continuación les mostramos una infografía que resume el tipo de retención según las pensiones recibidas, variando estas dependiendo de su cuantía. Son las siguientes:

© Agencia Tributaria

Un simulador disponible

Para finalizar, Hacienda pone a disposición del contribuyente un simulador que permite realizar el cálculo. Con los datos, el pensionista podrá estimar el importe que le será restado del total de la pensión recibida y, por consiguiente, organizar su patrimonio de cara a largo o a corto plazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí