Las rutas verdes de Madrid se apuntan dos nuevos senderos

0
Anillo Verde Ciclista de Madrid, imagen cortesía MerkaBici.

Mucho se ha disparado la demanda de actividades al aire libre tras la pandemia, por lo que estas dos nuevas rutas verdes de Madrid suponen un buen plan de ocio.

Las rutas verdes cada vez tienen más adeptos y aficionados, compartiendo entre todos la preferencia de combinar recorridos a pie con senderos para ir en bicicleta. En este sentido, la región de la comunidad de Madrid ha añadido a su lista de actividades de ocio al aire libre dos nuevos senderos bastante medioambientales, que agregan a su cóctel ecoturístico el uso del transporte público.

Descubriendo los secretos más rústicos y vegetales de la capital de España

Hablamos de dos caminos que se visten de rutas verdes mientras permiten disfrutar de una actividad saludable, respetuosa con el medioambiente.

La primera de ellas arranca en la estación de Arroyofresno, trazando desde ahí un recorrido circular e ideal de 20 kilómetros que además puede hacerse a pie.

Su itinerario da vueltas por Valpalomero y La Quinta hasta Arroyofresno, permite conocer puntos claves de la región madrileña como El Pardo, asomarse al tramo de Somontes y los hitos de su espacio natural, volviendo en el bus interurbano, pararse a cavilar sobre el Palacio de la Quinta del Duque del Arco, si así uno lo prefiere.

La segunda de estas nuevas rutas verdes, por su parte, traza su sendero por el tramo Norte del llamado ‘Anillo Verde Ciclista de Madrid’, alcanzando una longitud de 31,5 kilómetros en total. ¿Lo mejor? Que su itinerario se puede hacer en cualquiera de los sentidos, combinándolo además con otras Rutas Verdes que arriman su sombra a ras de las numerosas estaciones cercanas al recorrido.

Se trata de un segundo camino en el que se puede llegar a reconocer enclaves muy importantes, tanto a nivel urbanístico como a nivel paisajístico, desde el Parque de la Casa de Campo, por ejemplo, hasta el río Manzanares o los nuevos barrios del norte de Madrid.

Cabe aclarar, en este sentido, que el Anillo Verde Ciclista inició sus primeras obras hace más de veinte años atrás, y aún hoy continúa representando una de las infraestructuras más valoradas por los ciclistas de la Comunidad, por un lado, además de ser apreciado en su justa medida por los viandantes y corredores y demás personas que a diario lo usan para entrenar o dar un tranquilo paseo a pie o en bicicleta.

Es por ello por lo que el Consorcio Regional de Transportes ha editado unos planos esquemáticos que incluyen las distancias entre las estaciones de metro y cercanías situadas sobre el recorrido, por un lado, amén de las conexiones con autobús en los tramos más alejados, dependiendo así de un reparto que varía según el tramo de cada una de ellas.

¿Con qué fin? Para facilitar el trayecto a los recién iniciados en estas actividades, principal y fundamentalmente.

Estas dos nuevas rutas verdes que abren camino en Madrid son, en definitiva, caminos que renuevan y amplían los horizontes de los senderos más ecológicos de la capital, a la par que hacen de una oportunidad perfecta la posibilidad y opción de combinar el deporte con la naturaleza.

¿A qué aguarda para saborearlo en carne propia? ¡No deje que únicamente se lo cuenten!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí