Según cita el BOE al ser rebajado el periodo de cotización para la jubilación anticipada a cinco años para las personas con discapacidad —según ha comunicado el gobierno—, las discapacidades que se pueden acoger a este supuesto son las siguientes:

Discapacidad intelectual

Parálisis cerebral

Síndrome de Down

Síndrome de Prader Wili

Síndrome X Frágil

Osteogénesis imperfecta

Acondroplasia

Fibrosis quística

Enfermedad de Wilson

Trastornos del espectro autista

Anomalías congénitas secundarias a la Talidomida

Secuelas de la polio o síndrome postpolio

Daño cerebral adquirido

Traumatismo craneoencefálico

Secuelas de tumores del Sistema Nervioso Central

Infecciones o intoxicaciones cerebrales

Enfermedad mental (esquizofrenia y trastorno bipolar)

Enfermedad neurológica: Síndrome de Tourette; ELA (esclerosis lateral amiotrófica); esclerosis múltiple; lesión medular traumática; leucodistrofias.

De igual forma, el presidente del Gobierno ha adelantado otra medida relacionada con el derecho al olvido oncológico.

Las personas que hayan tenido cáncer se podrán beneficiar de la discriminación a la hora de renovar el carnet de conducir así pues podrán volver a conducir como cualquier otra persona con otra enfermedad.

Se prohibirán las discriminaciones en los contratos de seguros, incluido haber padecido cáncer, sobre todo en los préstamos hipotecarios.

Hasta la fecha los trabajadores con discapacidad igual o superior al 45% debían cotizar durante 15 años para poder solicitar la jubilación anticipada.

Sin embargo, a partir de ahora, este período se reducirá a solo cinco años. Esta reducción es un paso importante para facilitar el acceso a la jubilación anticipada a las personas con discapacidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí