Ése es el lema escogido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para celebrar hoy, 20 de febrero, la XXIII edición del Día Mundial de la Justicia Social.

El mundo ha evolucionado en muchos aspectos a pasos agigantados durante los últimos años. Pero también es cierto que no en todos los países de la misma manera y que, en algunas cuestiones, todavía nos queda mucho camino por recorrer. Por ello, desde el año 2009, el 20 de febrero se celebra el Día Mundial de la Justicia Social.

Imagen para el Día Mundial de la Justicia Social
Imagen para el Día Mundial de la Justicia Social. / © ONU

Día Mundial de la Justicia Social

El objetivo de esta iniciativa, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2007, es dedicar un día especial para conmemorar, concienciar y visibilizar sobre la Justicia Social. Para hablar tanto de las cosas buenas en las que hemos ido avanzando como sociedad, como para enfatizar sobre aquellas cuestiones en las que tenemos que seguir trabajando.

«Queremos lograr el desarrollo social para todos en un mundo globalizado»

Asamblea General de la ONU

El motivo principal para llevar a cabo esta celebración, tal y como explicó la Asamblea General de la ONU, es que «la justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera. Además, constituye el núcleo de nuestra misión global para promover el desarrollo y la dignidad humana».

Tema de esta edición

Cada edición, desde el año 2009, la ONU elige un tema sobre el que destaca sus mensajes institucionales para conmemorar este Día Mundial. La igualdad social, la igualdad de oportunidades, el Estado de Bienestar o la pobreza, han sido alguno de los que se han ido realizando.

En esta ocasión, bajo el lema «lograr la justicia social a través del empleo formal», la ONU quiere poner el foco en la calidad del empleo a nivel global, ya que, según sus datos, más del 60 por ciento de la población mundial (unos 2.000 millones de personas) se ganan la vida en la economía informal.

«El COVID ha puesto de relieve la vulnerabilidad de los trabajadores informales, ya que suelen carecer de cualquier forma de protección social o beneficios relacionados con el empleo»

Organización de las Naciones Unidas

Además, la ONU especifica: «estos trabajadores tienen el doble de posibilidades de ser pobres y, habitualmente, son personas que no han escogido ese trabajo por elección, sino debido a falta de oportunidades en la economía formal».

«Es una condición necesaria para reducir la pobreza y las desigualdades en el mundo»

Organización de las Naciones Unidas

«Uno de los objetivos principales sobre el que estamos trabajando en la ONU es promover la transición a la formalidad de estos empleos. Incluso en tiempos de crisis, como es ahora por culpa de la pandemia, debemos promover el trabajo decente, aumentar la productividad y la sostenibilidad de las empresas, y ampliar el campo de acción de los gobiernos», concluye el documento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí