Covid persistente: predicción de sus síntomas según edad y sexo

0
11

Un nuevo estudio de la Universidad de Oxford consigue calcular las probabilidades de las afecciones del Long Covid, ordenadas según los síntomas más frecuentes.

El 37 por ciento de los pacientes aquejados por el virus SARS-CoV-2 presenta síntomas persistentes seis meses después, independientemente de la variante de Covid-19 que haya padecido. Tal es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford, quienes realizaron el estudio con la colaboración del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y el Centro de Investigación Biomédica de Salud del propio centro universitario de Oxford (BRC, de nuevo por sus siglas en inglés).

Un nuevo estudio sobre la covid prolongada desvela el número real de afectados por la enfermedad

El estudio es un auténtico desarrollo que invierte recursos, metodologías y tiempo en poner bajo microscopio de análisis al fenómeno que la bibliografía médica y científica ha dado en llamar covid persistente o Long Covid. Así, la fatiga, la ansiedad y la depresión son los síntomas más comunes y destacados que ha reportado la investigación, junto a dolores abdominales, problemas respiratorios y otros dolores genéricos o concentrados en otras partes del cuerpo.

Remitiendo a las conclusiones del ensayo, una de cada tres personas infectadas por el coronavirus experimentará un síntoma prolongado tras superar la enfermedad, y eso como mínimo.

A pesar de tales estadísticas, los investigadores involucrados en el estudio admiten que la mayor parte de la evidencia científica barajada hasta ahora sobre el Long Covid procede de datos autoinformados, es decir, aquellos notificados por los propios pacientes o investigaciones con reducidas muestras.

A pesar de ello, los investigadores posicionan su estudio como uno de los primeros y a mayor escala que existen actualmente en el mundo de la ciencia y de los conocimientos sobre el Long Covid, una proeza de la que responsabilizan al análisis que ellos mismos elaboraron; y para el cual contaron con más de 270.000 personas recuperadas de la Covid-19 en Estados Unidos, lo que les sirvió para empezar a predecir la aparición de algunos de los síntomas en diferentes colectivos poblacionales, o al menos la probabilidad de su aparición.

El sexo y la edad sí determinan el tipo de síntomas del Long Covid, según Oxford

A la luz del estudio de Oxford, el equipo de investigadores del ensayo determinó que el 37 por ciento de los pacientes participantes tenía un síntoma asociado a la Covid-19, como mínimo, el cual empezó a manifestarse entre tres y seis meses después del inicio de la infección. En palabras aclarativas del doctor Max Taquet, investigador clínico académico del NIHR y miembro participante en la investigación, tales conclusiones vienen a indicar que:

«Los resultados confirman que una proporción significativa de personas, de todas las edades, pueden verse afectadas por una variedad de síntomas y dificultades en los seis meses posteriores al inicio de la infección por SARS-CoV-2».

Asimismo, entre los factores que influyen en la probabilidad de desarrollar síntomas persistentes propios del Long Covid destacan la edad y el sexo, por un lado, así como la gravedad de la infección; todo ello, según los datos de los registros analizados en el estudio de Oxford.

«Más de un tercio de los pacientes fueron diagnosticados con al menos uno de los síntomas prolongados de la Covid-19 entre tres y seis meses después del inicio de la enfermedad», abundó el doctor Max Taquet.

De igual forma, los investigadores apuntaron como dato importante a destacar el hecho de que la aparición de síntomas persistentes del Long Covid es más frecuente entre aquellos que fueron hospitalizados una vez contagiados, matizando además que se produjeron con menor incidencia en mujeres; datos que vienen a coincidir con los resultados de otro estudio similar publicado con anterioridad en PLOS Medicine.

Los síntomas de la covid prolongada ¿son aleatorios?

A juicio de los investigadores, existen asimismo diferentes factores que suelen influir en la aparición de los síntomas que finalmente se tiende a desarrollar con la covid persistente.

Mediante su investigación detectaron que las personas mayores, por ejemplo, presentaban más dificultades respiratorias y problemas cognitivos, igual que los hombres; los jóvenes y las mujeres participantes en el ensayo, desarrollaron entre tanto otro tipo de síntomas persistentes, aunque igualmente frecuentes con el Long Covid, desde dolores de cabeza y dolores abdominales, hasta ansiedad y/o depresión.

Por su parte, aquellos pacientes que requirieron de un ingreso hospitalario durante su padecimiento de la Covid-19 resultaron ser más propensos a sufrir otro abanico de síntomas del Long Covid, como la fatiga, la confusión mental y los problemas cognitivos, al menos en comparación con los pacientes que se salvaron de una hospitalización durante su convalecencia.

Sin embargo, el único síntoma prolongado de Covid-19 que presentaba este último grupo fue una mayor predisposición a los dolores de cabeza.

«El 57 por ciento de los pacientes tenía al menos una característica asociada a la covid persistente registrada en los seis meses posteriores a la infección», explicó Amitava Banerjee, profesora de Ciencia de Datos Clínicos y cardióloga, haciendo referencia obviamente al Long Covid; «y un 37 por ciento entre los 90 y 180 días posteriores al inicio de la infección», abundó la también consultora honoraria del University College London.

¿De qué cojea este nuevo estudio sobre la covid prolongada?

La investigación difundida por los científicos de Oxford no es perfecta, no obstante. Varias son sus limitaciones, de hecho, empezando por el detalle de que se centraron únicamente en nueve síntomas de todos los considerados típicos del Long Covid, siendo que otro estudio posterior, publicado previamente, reportó en su día más de 200 síntomas asociados a dicha dolencia. ¿Qué consecuencias tiene esto? Que las cifras de Long Covid que baraja la presente investigación están subestimadas, con toda probabilidad, muy por debajo de la realidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí