Los alimentos ultraprocesados son perjudiciales para la salud

0

Una alimentación sana y equilibrada es lo ideal para mantenernos saludables, tanto por dentro como por fuera. Debemos intentar que nuestra dieta diaria esté libre de azúcares y de productos con aditivos químicos.

La alimentación, al igual que una correcta hidratación, es la base de nuestra existencia y por ello debemos tener especial cuidado a la hora de elaborar nuestras comidas. La amplia oferta del supermercado con seductores productos de elaboración fácil y rápida hace que nos olvidemos de acudir más a menudo al mercado y llenar nuestras neveras con productos frescos y sanos.

Seguro que a muchos de nosotros nos parece una obviedad la importancia de mantener una dieta correcta con buenos alimentos, pero la realidad es que la ajetreada vida que llevamos hoy en día y los precios del mercado, hace que en ocasiones, quizás más de las debidas, nos decantemos por productos de elaboración rápida. Ultraprocesados.

Hay investigaciones que estudian cómo afectan estos productos «ultraelaborados» a nuestra salud. Una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, ESC2021, concluye que el consumo semanal de este tipo de productos afecta directamente con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Cuáles son los alimentos ultraprocesados

Podríamos hacer una lista muy extensa de estos productos, pero los más comunes y que se encuentran en casi todos los hogares son: el pan de molde, cereales de desayuno, platos preparados, dulces y postres, aperitivos salados, nuggets de pollo o de pescado, fideos y sopas instantáneas, verduras en conserva que llevan sal añadida, peligrosas para las personas con hipertensión; los frutos secos recubiertos de azúcar así como refrescos y bebidas azucaradas.

Relación entre el consumo de estos alimentos y la salud

Para conocer mejor la relación que existe entre el consumo de este tipo de productos con los infartos de miocardio y los infartos cerebrales se ha llevado a cabo un estudio en Grecia durante 10 años. Los adultos que han formado parte de la investigación, inicialmente no tenían ningún problema cardiovascular. Para comenzar la investigación se les preguntó por la frecuencia de consumo, el tamaño y el número de porciones de una serie de alimentos y bebidas consumidas en los siete días anteriores.

Los participantes en este estudio eran 2.020 personas. 1.014 mujeres y 1.008 hombres en torno a los 45 años. La media de consumo de productos ultraprocesados de cada participante rondaban las 15 raciones a la semana.

Asegura que «nuestro estudio sugiere que la relación perjudicial con la enfermedades cardiovasculares es aún más fuerte en quienes tienen una dieta poco saludable».

Durante esos 10 años se realizó un seguimiento a cada uno de ellos para detectar la aparición de problemas cardiovasculares, mortales o no mortales. Infarto de miocardio, angina de pecho, ictus, insuficiencia cardíaca o arritmias.

Datos obtenidos del estudio

A lo largo del tiempo que duró el estudio se detectaron unos 137 casos de problemas cardiovasculares. La progresión en la aparición de estos problemas fue ascendente a medida que el consumo de los productos ultraprocesados aumentaba. El consumo medio semanal de porciones fue de 7,5, 13, y 18. La incidencia de problemas cardiovasculares fue progresivo; 8,1%, 12,2%, 16,6%. Lo que demuestra que un consumo semanal de este tipo de productos supone un 10% más de probabilidad de sufrir este tipo de enfermedades en una década.

«La dieta mediterránea es la mejor para conseguir una vida saludable»

La autora del estudio, Matina Kouvari, de la universidad de Harokopio de Atenas, asegura que «se están acumulando pruebas de la asociación entre alimentos ultraprocesados y el aumento de riesgo de varias enfermedades crónicas».

Asegura que «nuestro estudio sugiere que la relación perjudicial con la enfermedades cardiovasculares es aún más fuerte en quienes tienen una dieta poco saludable».

Por todo ello, es importante mantener una alimentación sana y equilibrada. La dieta mediterránea es la mejor para conseguir una vida saludable; alimentos frescos, vegetales, carne fresca, pescado, cereales, huevos y aceite de oliva son algunos de los productos y alimentos que deben formar parte de nuestro menú diario. Y también, como no, no olvidarse de beber agua.

Arantza Ostolaza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí