Publicidad

FactorEnergía

Varios países y un único objetivo, disfrutar de la montaña y sus paisajes a través de los desplazamientos en tren por sus laderas.

Cuando pensamos en un viaje en tren o en hacer un Interraíl, habitualmente se nos viene a la mente una persona joven que decide ir a visitar las principales ciudades europeas.

Uno de los estereotipos a eliminar es el de la edad, ya que esta modalidad de viaje europea también tiene un ‘Senior Pass’ para personas con más de 60 años. Otra de las aseveraciones a erradicar es el ‘urbanismo ferroviario’. Y es que en Europa no sólo se puede llegar en tren a ciudad o localizaciones poco abruptas, sino que también puede descubrir los Alpes, que son la cadena montañosa más grande de Europa.

Tren recorriendo las montañas. / © Frans Van Heerden. Pexels
Tren recorriendo las montañas. / © Frans Van Heerden. Pexels

Si le gusta la naturaleza, la montaña y los paisajes, éste es el viaje que debe hacer. Para ello, y según el tiempo y dinero que quiera gastarse, podrá elegir el tipo de pase a utilizar. El más recomendable en esta ocasión es el ‘Pase Interraíl Global’. Con él, podrá acudir a varios países europeos y así conocer en profundidad los Alpes.

Los Alpes en tren: lugares imprescindibles

Una de las formas más interesantes para iniciar este viajes es acudir a la ciudad francesa de Annecy. A esta localidad, que está situada en el norte de Francia, se puede llegar a través de Trenes de Gran Velocidad (TGV) que salen desde París todos los días.

Publicidad

GrupoSifu - Seguros de ti - Seguros para particulares

Una vez allí podrá disfrutar de la parte norte de los Alpes franceses en un lugar conocido como ‘La Venecia de los Alpes’, ya que por sus calles cruzan canales de origen medieval. Una ciudad para disfrutar en cualquier época del año y aunque no seas un gran amante de la naturaleza.

Tren recorriendo las montañas. / ©  Julita Pasja. Pexels
Tren recorriendo las montañas. / © Julita Pasja. Pexels

Por el contrario, debe ser un apasionado de la montaña para acudir al próximo destino de este viaje por los Alpes, la ciudad francesa de Chamonix. Esta localidad situada a los pies del Mont Blanc es uno de los destinos preferidos para los amantes de la naturaleza ya que es el lugar en el que confluyen los países de Francia, Italia y Suiza.

Fácil de llegar en tren, con paisajes maravillosos por su trayecto, Chamonix permite disfrutar de la montaña en cualquier época del año. Deportes de invierno o senderismo en verano, son algunas de las posibilidades que te ofrece este precioso lugar.

Suiza y la montaña, combinación perfecta

Para poder llegar a Suiza desde Francia, es necesario hacer algún trasvase de tren debido a las numerosas montañas que debe sortear. Un viaje que merece la pena para adentrarse en los Alpes. Zermatt y St. Moritz son dos localizaciones imprescindibles en este viaje.

De hecho, la única manera de llegar a Zermatt es en tren. Lo que le añade un encanto especial. Está recomendada para visitar en verano ya que tiene unas rutas de senderismo fantásticas. Igualmente, en invierno, se convierte en una zona de esquí muy concurrida.

Glacier Express

Una vez que ha llegado a Zermatt, es imperdonable si no realiza uno de los viajes en tren más espectaculares de Europa, el Glacier Express. Un tren panorámico que conecta las ciudades de Zermatt y St. Moritz. Un viaje destinado para los amantes de la montaña a través del corazón de los Alpes suizos. Dura aproximadamente 7,5 horas y pasa por 91 túneles, cruza 291 puentes y el ‘Paso del Oberalp’, con una altura de 2033 metros.

Una vez que finalice el Glacier Express, habrá llegado a St. Moritz. Un resort alpino exclusivo ubicado alrededor de un idílico lago rodeado de imponentes picos.

Glacier Express / © interrail.eu

Viaje en tren de largo recorrido

Con todos los trayectos mencionados anteriormente ya se podría hacer una idea de lo que son los Alpes y disfrutar de sus montañas. Igualmente, si quiere más, le recomendamos alguna opción más disponible a golpe de tren.

Las ciudades de Innsbruck y Salzburgo en Austria, la de Tirano en Italia o Vaduz en Liechenstein, son algunas localizaciones para seguir disfrutando de los paisajes y la naturaleza de la cadena montañosa más grande de Europa.

Estos destinos ofrecen deportes de invierno, senderismo, naturaleza y cultura. Todo ellos son accesibles en tren y para todos los públicos, ya que pueden disfrutarse en cualquier época del año.

Publicidad

CEDDD - Psicologia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí