Los españoles dicen NO a la limitación de pagar en efectivo

0
© CNN.

Según un estudio de Plataforma Denaria, a través de la consultora GAD3, mas del 80 por ciento de los encuestados solicita la permanencia del efectivo como método de pago o en todo caso la libre elección.

Con el paso del tiempo, la tecnología sigue avanzando y acciones tan cotidianas como pagar en efectivo en cualquier establecimiento se han ido poco a poco suprimiendo. Muchos son los que utilizan la tarjeta para realizar sus pagos o incluso el teléfono móvil. El coronavirus ha acelerado este proceso, al limitar el uso de monedas por recomendación sanitaria.

El 83 por ciento de los encuestados prefieren seguir usando monedas y billetes, según un estudio de la Plataforma Denaria, a través de la consultora GAD3

Sin embargo, y a pesar de la comodidad que puede otorgar esta digitalización, no todos están de acuerdo. Más bien al contrario; y es que según un estudio elaborado por la Plataforma Denaria, a través de la consultora GAD3, el 83 por ciento de los encuestados a través del teléfono, han rechazado la posibilidad de dejar de pagar en efectivo.

Una persona retirando efectivo de un cajero. © CrónicaGlobal
Una persona retirando efectivo de un cajero. © CrónicaGlobal

Falta de confianza en los medios de pago digitales

La falta de confianza y de seguridad es otro de los puntos a tratar. En base al estudio, el 78 por ciento de los consultados reconocieron su inquietud por la exposición y más que posibles filtraciones de sus datos personales, en especial de sus cuentas bancarias.

Gasto extra al retirar dinero en otras sucursales

El acceso al dinero en efectivo, dado el gasto extra que supone retirar billetes en los cajeros automáticos de otras entidades, es otra de las preocupaciones de los usuarios, unida a la falta de sucursales bancarias y los límites de pago en algunos comercios.

Descenso del número de oficinas bancarias y cajeros desde 2008

En este sentido, es de recibo recordar el descenso del número de oficinas bancarias desde 2008, próximo al 50 por ciento de cajeros automáticos, se ha recortado un 20 por ciento, cuya suma supone una disminución de 1,5 puntos de acceso al efectivo por cada 1.000 habitantes en España.

La Comisión de Hacienda del Congreso y la limitación del uso del dinero en efectivo

Para más inri, la Comisión de Hacienda del Congreso aprobó a finales de mayo una Ley contra el fraude fiscal que incluye la limitación del uso del efectivo a 1.000 euros cuando una de las partes sea empresario o profesional y que, en una enmienda posterior, fue ampliada a particulares.

Los mayores, las personas con discapacidad, perjudicados

En este sentido, Javier Rupérez, presidente de la Plataforma Denaria, puso el foco en el «riesgo de aumentar la exclusión financiera en sectores vulnerables como la España rural, los mayores de 65 años o las personas con discapacidad».

«Estamos ante un bien público que debe protegerse, sobre todo, en situaciones de crisis donde las herramientas digitales puede fallar o ser vulneradas».

Al respecto, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo, afirmó que «el uso del dinero efectivo es un aliado para este grupo social y que tiene un impacto positivo en su día a día, ya que les permite aumentar su independencia».

«Somos consumidores vulnerables, sufrimos un agravio por razones de discapacidad. La libertad y el acceso a todos los métodos de pago nos concede ser los dueños de nuestro destino económico», reivindicó.

Una persona con discapacidad opera en un cajero. © Cadenavalor
Una persona con discapacidad opera en un cajero. © Cadenavalor

Por su parte, Javier Millán Astray, director general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), explicó que «en la actualidad no saben cuando ha perjudicado esta decisión al comercio, pero ha asegurado que no lo favorece».

Astray denunció además «la contradicción de una norma que, en su opinión, va en contra de un método de pago que emite y acuña el propio Estado, así que ellos anuncian su neutralidad y su apoyo a mantener varios sistemas».

Diseñar un control especial frente a otros sistemas de pago

Para finalizar, el presidente de GAD3, Narciso Michavila, declaró que «es peligroso establecer la premisa de que el uso del efectivo tiene pretensiones fraudulentas y, por tanto, es necesario diseñar un control especial frente a otros sistemas de pago».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí