La Fundación Mapfre presenta un estudio sobre la Economía Sénior en el que muestra la realidad del consumo de las personas mayores en España.

España es un país cada vez más envejecido. Una realidad que nos cercioran y nos demuestran los estudios que salen a la luz. El último, el de Fundación Mapfre, refleja un dato muy esclarecedor: el 60 por ciento del gato en consumo en España lo realizan personas mayores de 55 años.

Personas mayores y estudio Fundación Mapfre

En la presentación de este documento, José Manuel Inchausti, vicepresidente de la aseguradora y director general de su filial española, recordó: «este colectivo son 15 millones de personas, que generan el 25 por ciento del PIB español, y crecerá aún más en los próximos años por el envejecimiento de la población».

«Cada vez habrá más personas mayores, y tendrán pensiones más altas y por tanto más capacidad de renta, por lo que se convertirán en un elemento tractor para la economía»

José Manuel Inchausti, vicepresidente de la aseguradora y director general de su filial española

El estudio, que está dirigido por Juan Fernández e Iñaki Ortega, responsables del Centro de Investigación Ageingnomics de la Fundación Mapfre, se ha llevado a cabo sobre las siguientes líneas de actuación: diferencias por Comunidad Autónoma; por el peso de la población mayor; la capacidad de seguir empleada y la disponibilidad de servicios sociales y sanitarios.

Dos personas mayores brindando
Dos personas mayores brindando. / © Kampus Productions. Pexels

De hecho, Ortega destacó: «existe una gran disparidad territorial del envejecimiento: mientras un 33,3 por ciento de la población española tiene más de 55 años, este porcentaje alcanza el 42,5 por ciento en Asturias, mientas que es solo del 28,5 por ciento en Murcia».

«El gasto de las personas mayores genera el 26 por ciento de la economía del país»

Iñaki Ortega, uno de los responsables del Centro de Investigación Ageingnomics de la Fundación Mapfre

Un mercado laboral complicado

Otro de los principales puntos a tener en cuenta de los resultados de este estudio, es la difícil situación laboral a la que se enfrentan las personas mayores de 55 años en España: «sólo el 19 por ciento trabajan (3,7 millones de personas) y el desempleo se ha triplicado desde el 2008, siendo el colectivo en el que se concentra el de larga duración».

Más de medio millón de personas de más de 55 años llevan más de dos años en paro

«Para seguir activo en el mundo de la empresa, pasados los 55 años, la única vía suele ser hacerse autónomo, de manera que a partir de los 63 años, prácticamente los únicos que trabajan en el sector privado son autónomos», apunta Ortega.

«nos hace falta acabar con la discriminación absurda de la vejez y con territorios que apuesten por una estrategia amable para atraer y retener a las personas mayores»

Juan Fernández, uno de los responsables del Centro de Investigación Ageingnomics de la Fundación Mapfre

Por último, Fernández concluyó: «estamos en disposición de liderar una estrategia mundial para que el alargamiento de la vida suponga una oportunidad económica a través de nuevos productos y servicios para los mayores».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí