Si uno ya ha superado la barrera de los 65 años y está planificando un viaje a algún país europeo, debe tener muy presente que las limitaciones para conducir variarán de un lugar a otro.

Por ejemplo, en España los permisos de conducir de la clase B (turismos) se mantienen vigentes durante diez años para titulares que no hayan cumplido los 65. A partir de esa edad, su vigencia se reduce a cinco años.

Entonces ¿existe un límite de edad a partir de la cual esté prohibido conducir un turismo?

La Dirección General de Tráfico (DGT) asegura que «nuestro objetivo es garantizar que los conductores poseen la aptitud necesaria para manejar los vehículos con el menor riesgo posible».

El Reglamento General de Conductores contempla que el período de vigencia del carné de conducir pueda reducirse si, por ejemplo, se comprueba que su titular padece enfermedad o deficiencia. Pero no fija un límite de edad a partir de la cual no se pueda continuar conduciendo. Luego la respuesta es no, en España no existe una limitación de edad máxima para la conducción de un vehículo.

¿Y si decidimos viajar al extranjero en vacaciones?

Entonces la cosa cambia. La revista de la Dirección General de Tráfico ofrece esta infografía donde se pueden contemplar los diferentes criterios en función del país elegido como destino de nuestras vacaciones.

Infografía sobre límite de edad para conducir en Europa. Fuente: ©DGT

Así, mientras que en Alemania, Francia y Austria no se aplica ningún tipo de restricción en función de la edad del conductor, hay países como Italia que sitúan en la cincuentena la edad para empezar a aplicar limitaciones.

En cuanto a la normativa, cabe señalar que en un intento por unificar y simplificar criterios, la Unión Europea (UE) emitió el 19 enero de 2013 introdujo un modelo armonizado de permiso de conducción: el permiso europeo estándar.

En lo que se refiere a las revisiones médicas la UE ha armonizado la frecuencia de las revisiones médicas para los conductores de camiones y autobuses: ahora deben pasarla cada vez que vayan a renovar el carné. Si desea información más detallada puede consultarse en los siguientes enlaces.

Cada vez hay más mayores al volante

Según el estudio Mayores al Volante del El Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), uno de cada tres mayores de 74 años utiliza el coche diariamente. Y un 65% de ellos tiene previsto continuar en la carretera en los próximos cinco años.

En la práctica, esto significa que toda persona que supere el reconocimiento psicotécnico y pague las tasas preceptivas para la renovación del carné queda otra vez habilitada para continuar conduciendo, tenga la edad que tenga. Aunque, eso sí, se pueden aplicar restricciones.

La figura del «apto, pero con restricciones» supone un 81% de los conductores por encima de los 65 años, y el abanico de limitaciones es amplio , según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

No es la edad la que limita pero sí nuestro estado de salud. De ahí la importancia de los controles médicos. Hablamos con Pilar Bravo Fernández, psicóloga asesora en seguridad vial en el Colegio de Psicólogos de Madrid

¿Qué tipo de restricciones se aplican al volante ?

Hay que puntualizar que estas restricciones de movilidad se aplican no sólo a la población de edad avanzada, sino a todos aquellos usuarios que presenten algún tipo de problema en la conducción.

Pilar Bravo Fernández, asesora en temas de seguridad vial en el Colegio de Psicólogos de Madrid apunta que las restricciones que más se imponen son las temporales, es decir, que se tenga que renovar el carnet de conducir con anterioridad.

Del mismo modo, señala que en el caso de las personas mayores se suele limitar el radio de conducción, por ejemplo, se pueda conducir 20 kilómetros a la redonda de su lugar de residencia o 50 kilómetros.

Otro tipo de limitación habitual es que el conductor sólo pueda conducir con luz de día; o que conduzca sin pasajeros; o con una limitación de velocidad.

Otras opciones es que sólo se pueda conducir en presencia del otro titular de un permiso de conducción ,o incluso que no esté permitida la circulación en autopista.

La psicóloga Pilar Bravo señala que las personas mayores aceptan normalmente estas limitaciones como algo positivo. «Se le debe decir que tiene que conducir por su bien y por el de los demás en las mejores condiciones. La restricciones lo que hacen en la mayoría de las veces es ayudar. No se trata de retirar del mundo del tráfico a mucha gente», asegura Bravo.

Así las cosas, se puede seguir conduciendo sin importar la edad. El único límite: nuestra salud y el sentido común.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí