Mayores: el aburrimiento, un tema importante a tratar

0
Una mujer mayor se lleva la mano a la cara.
© Universidad País Vasco

La revista Health, Aging and End of Life saca a la luz ‘The Experience of Boredom in Older Adults: A Systematic Review’, un estudio sobre mayores y hastío.

Hacerse mayor no es fácil. Los años pasan y en un abrir y cerrar de ojos esa persona activa, inquieta y con mil planes por hacer se encuentra con una cierta edad en la que es más complicado encontrar estímulos. La falta de actividades, unido al cansancio o a problemas de salud propios del inexorable paso del tiempo, hace mella en nuestros mayores.

La revista Health, Aging and End of Life saca a la luz ‘The Experience of Boredom in Older Adults: A Systematic Review’, un estudio sobre mayores y hastío

En este sentido, la revista Health, Aging and End of Life ha sacado a la luz ‘The Experience of Boredom in Older Adults: A Systematic Review’, un estudio sobre cómo les afecta el aburrimiento a nuestros mayores. Su autora, Josefa Ros Velasco, explica cuál fue su metodología de trabajo.

Primer plano de un hombre mayor.
El aburrimiento en las personas mayores es uno de los efectos de cumplir años. © change.org

«Para conocer la población total de trabajos publicados sobre la pareja ‘aburrimiento’ y ‘personas mayores’, lo primero que hice fue realizar una búsqueda en ocho bases de datos electrónicas»

Josefa Ros, autora del estudio sobre aburrimiento y mayores

El aburrimiento no es nuevo entre nuestros mayores

La autora destaca que «entre los años 60 y los 80, señalaron que el aburrimiento provenía de no tener nada que hacer o no saber qué hacer, especialmente entre hombres de clase baja. Se estableció como una de las principales causas de la depresión, la apatía e incluso la ideación suicida. Un estudio más reciente destacaba que el aburrimiento sería peor aún para los prejubilados y las personas instaladas en residencias», asevera. 

Una conclusión clara

Tras dividir su estudio en una serie de temas y repartirlos por bloques, Ros lo tiene claro: «Necesitamos mucha más investigación empírica, centrada completamente en el aburrimiento, para determinar la trascendencia de este fenómeno y ofrecer soluciones coherentes con las demandas de los mayores y los recursos con los que cuentan en los lugares en los que viven», sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí