Este mesón sevillano, que toma prestado su nombre de la afamada película, es un ejemplo de inclusión. El 75 por ciento de sus empleados tiene algún tipo de discapacidad intelectual.

Se trata de un proyecto único en la ciudad. Un restaurante de cocina tradicional en el trababan quince empleados, entre personal de sala, barra y cocina, que mayoritariamente tienen síndrome de Down.

De la gran pantalla a la barra del bar

Este mesón comenzó a servir comidas en agosto de 2019 gracias al impulso de unos padres que deseaban encontrar una salida laborar para sus hijos con síndrome de Down.

Fue una iniciativa de la Asociación AspanriDown, que trabaja por la inclusión laboral este colectivo.

Decidieron bautizarlo con el nombre de la conocida película española Campeones, dando un salto así de la gran pantalla al bar del barrio. Y ha resultado ser, como el filme, todo un éxito.

Campeones tras la barra

Actualmente trabajan en el mesón «Campeones» quince personas con discapacidad, junto a otras cuatro personas como Felipe, uno de los encargados, para el que esta experiencia está resultando reveladora.

Otros compañeros como él son responsables de supervisar, dentro y fuera de la barra, que el trabajo lo desarrollan adecuadamente.

Todos en «el Campeones» destacan la cercanía con el cliente que muestran sus trabajadores.  

https://www.youtube.com/watch?v=NaqiFNODUnk

«En total tenemos empleadas a unas quince personas con discapacidad que van rotando entre cocina, barra y mesas acompañadas por una persona de apoyo. Los chicos están encantados, son muy perfeccionistas y se esfuerzan mucho en sus tareas», aseguran desde la entidad.

La acción social que hay detrás y que visibiliza este establecimiento forma parte de su especial esencia.

El menú estrella de este restaurante es, sin lugar a duda, una ración generosa de inclusión e ilusión. Tomen nota para estas comidas festivas que se avecinan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí