El dibujante y periodista ha fallecido dejando tras de sí 25.000 tiras del icónico personaje y miles de textos.

César Coca para El Correo, miércoles 8 de septiembre de 2021.

«No sé lo que voy a hacer al otro lado. Lo que espero es que me dejen dibujar». Lo decía cuando le preguntaban si temía a la muerte. Luis del Olmo ha fallecido a los 99 años recién cumplidos y ni un día de su vida perdió el deseo de coger el lápiz y dar vida a su monigote más célebre. Fue la suya una existencia entera imaginando peripecias para ese Don Celes que terminó por ser su alter ego. Para ese personaje de pelo tieso, poblado bigote y abundante nariz que casi nunca consigue que algo le salga bien pero tiene el optimismo y la fortaleza de carácter suficientes para volver a intentarlo cada mañana. Olmo creó algo más que un personaje de tira cómica, entre otras cosas porque pocos, o ninguno, han conseguido estar en la calle cada día durante casi 76 años. Una proeza que convirtió a su autor en uno de los bilbaínos más célebres, en el artífice de un icono, como explicó el entonces alcalde, Iñaki Azkuna, con motivo del 60 aniversario del personaje. La villa ha perdido a uno de sus hijos más queridos.

Luis del Olmo nació en Bilbao el 24 de agosto de 1922. Su adolescencia estuvo marcada por la Guerra Civil: su padre, republicano, desapareció durante la contienda, y regresó años después para llevar una existencia de privaciones y miedos. Al creador de Don Celes no le gustaba hablar de aquel tiempo, pero sí recordaba su temor a los bombardeos y el hambre que pasaron en su casa.

Quizá esté ahí el origen de su carrera. Porque dada su facilidad para el dibujo –ya en el instituto hacía caricaturas de compañeros y profesores–, tuvo una oportunidad en ‘La Gaceta del Norte’. Le faltaba un año para terminar la carrera de Perito cuando recibió una oferta para trabajar en aquel periódico que superaba la expectativa de lo que podía ganar en la industria. Y pese a las advertencias de sus compañeros, que le planteaban que acabara los estudios, «por si acaso», se entregó a la causa del Periodismo. «Nunca he echado de menos la Electrotecnia, ni la Electrotecnia me ha echado de menos a mí», aseguraba con su característica media sonrisa.

Fue reportero de sucesos –su extraordinaria memoria le permitía tanto años después dar detalles de cómo cubrió el accidente aéreo de Somosierra– hasta que pidió dedicarse a tareas de edición para poder estar más cerca de su familia. Y, además, dibujaba. Primero, una copia adaptada –lo reconocía sin problemas– de una célebre tira cómica francesa. Luego ya el personaje que lo acompañaría toda su vida: Don Celes nació el 19 de octubre de 1945, mientras España se enfrentaba al aislamiento internacional derivado de su régimen dictatorial y Europa daba los primeros pasos para su reconstrucción política y económica.

Leer más: elcorreo.com/culturas/muere-luis-del-olmo-don-celes-20210908102158-nt.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí