Nietos de día: una guardería para personas mayores

0
Un grupo de personas mayores están viendo una pantalla de una tablet y sonríen.
© Canal Sénior

Ubicada en plena sierra madrileña, Nietos de día, una guardería para personas mayores, abre las puertas a los ancianos para que no estén solos. Un lugar en donde pasar el día en un verdadero hogar, con la familia de Carmen y Jorge.

Entre pavos, gallinas y patos, los mayores llegan cada mañana en el autobús de ruta que el mismo Jorge conduce. Los recoge, sin mochila ni libros pero con una ilusión tan grande que no cabe en el vehículo.

«Van todos cantando llenos de alegría porque vienen al colegio de nuevo. Entre todos, mis hijos pequeños incluidos, conseguimos que vuelvan a tener la paz y la seguridad que da un hogar», dice Carmen, trabajadora social.

La emoción radica en que de nuevo forman parte de un núcleo familiar en donde desarrollar la función que hace tiempo dejaron aparcada. Son los abuelos de la sierra los que pasarán la jornada entre niños, actividades y un cariño enorme; ese que se respira cuando te adentras en «Nietos de día».

«Nietos de Día» es un proyecto pionero en España que con amor, paciencia, tiempo, dedicación y escucha, acompaña a nuestros mayores en el desafío que es para ellos cada día y ofrece a sus familias una respuesta de calidad para afrontar las dificultades cotidianas surgidas por el paso inexorable de los años.

«Nuestra intervención no sólo se basa en cuidar, sino en acompañar, escuchar y aprender de sus vivencias para así convertir los momentos de soledad en el inicio de nuevas experiencias», añade Jorge.

Es por ello, y para ofrecer la más alta calidad, contamos únicamente con 8 plazas en “La Casa de los Abuelos” con el objeto de que cada uno de los 8 integrantes reciba una atención personalizada y exclusiva, dice.

Talleres de aprendizaje y refuerzo, paseos por el campo, actividades destinadas a la coordinación y a la cognición, creatividad y un montón de aventuras, permiten que las personas mayores no sientan que están relegados, todo lo contrario. Son protagonistas y partícipes de su propia historia; esa que narran cada día en familia, en su nueva familia.

El espacio incluye desde la creación de un pequeño huerto, hasta actividad física de acuerdo con la edad del paciente. Debates, charlas y conversaciones que fomentan la autonomía y la motivación de las personas que llegan a este hogar.

Las comidas, elaboradas sin grasa y siempre con productos naturales, permite que todos —en familia—, coman cada día, juntos, siempre esperando al día siguiente, que será necesariamente distinto. Jorge cada tarde los devolverá a su casa en la ruta y fuera del horario escolar, mantendrá por guasap una conversación fluida —como si de amigos se tratara—, en el caso de que ellos sientan soledad o desamparo cuando ya se ha terminado la jornada en «el cole» y vuelven a su casa.

Sin duda, un proyecto único que mejora la vida de las personas mayores y les permite sentirse de nuevo en un hogar si el suyo ya no existe. «Nietos de día» a la vanguardia del cuidado de los mayores, en el campo, entre niños, juegos y sobre todo, con muchos kilos de amor, según nos relata Manolo, uno de los alumnos de la clase de Jorge. Una experiencia que no deben perderse los que están solos en su hogar; un espacio único en donde se les devuelve la vida y a la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí