Paralímpicos: Nilofar Bayat ya está en España

0
Foto cedida por: © EFE.

La capitana de la selección de baloncesto en silla de ruedas afgana Nilofar Bayat aterrizó en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz tras solicitar asilo en España.

Son poco más de las 20.30 horas, el sol aún se resiste a desaparecer cuando el avión A400M del Ejército del Aire se posa en la base militar del aeropuerto de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Viene de Kabul y aproximadamente 150 personas descienden por las escalinatas de la aeronave.

Pasadas las 20.30 horas, Nilofar Bayat aterrizó en el aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz junto a su marido y otros 148 refugiados procedentes de Afganistán

Nilofar Bayat, en su silla portando un balón de baloncesto. © Instagram
Nilofar Bayat, en su silla portando un balón de baloncesto. © Instagram

Sus caras lo dicen todo: temor, incertidumbre, curiosidad y esperanza. Entre todas ellas destaca la una deportista que, como el resto de refugiados ha temido por su vida. Su nombre es Nilofar Bayat y es la capitana de la selección de Afganistán de baloncesto en silla de ruedas.

A su lado, inseparable, su marido Nangialay Naik Zai. A paso lento, pero seguro, son recibidos por múltiples personalidades, con Jesús J. Perea, Secretario de Estado de Migraciones, y Félix Bolaños, ministro de Presidencia, Relaciones con las  Cortes y Memoria Democrática, a la cabeza de las mismas.

La sensación es de alivio. De adiós a la guerra, a las bombas. Todo eso está lejos. Nilofar, con rostro casado, sonríe timidamente mientras la entrevistan. Ha tenido suerte. Tras la toma de Kabul por parte de los talibanes, Bayat no perdió tiempo y enseguida solicitó ayuda en España.

Respuesta rápida y ejemplar por parte de España

La respuesta no se hizo esperar y tanto España, por medio del Consejo Superior de Deportes (CSD) , la Federación Española de Baloncesto (FEB) y el Ministerio de Asuntos Exteriores, respondió. Lo mismo ocurrió con dos clubes de baloncesto, que le ofrecieron un lugar en su equipo. El Minusval Melilla, de Segunda División y el Bidaideak Bilbao BSR, reciente campeón de la Primera División.

Este último parece el destino más posible para Bayat, que se muestra convencida de poder aportar «dentro y fuera de la cancha». Sea como fuere, Bayat ya ha ganado, al igual que hace 20 años cuando sobrevivió a la explosión de aquella bomba, una nueva oportunidad: la de seguir viviendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí