Aguantar, de eso se trata. Cuando hablamos de sexo raramente nos aguantamos, porque tener o practicar sexo conlleva sentir placer y no nos guiamos de modas.

Entre las novedades que se hacen virales, como dicen en las redes sociales, está el Peegasm, una fórmula increíble para muchos que se aguantan las ganas de orinar con el fin de obtener un mayor placer al acudir al baño a miccionar. Según los que lo practican, se siente un placer idéntico al del orgasmo y lo regulan mejor las mujeres aunque entre los varones van ganando adeptos.

La medicina solamente explica que esa tensión conservada para evitar miccionar a destiempo mantiene erguidos los músculos y la sensación de vaciado puede ser placentera al ser la uretra una zona erógena per sé.

Hay que recordar que las complicaciones derivadas de una retención urinaria aguda o la imposibilidad para orinar puede tener consecuencias graves en la vejiga. La hiperactividad vesical o por el contrario, la hipocontractilidad puede dar lugar a infecciones por la falta de higiene y el mal funcionamiento de la vejiga.

En todo caso, si le satisface esta práctica deberá consultar con su urólogo si es correcta o está teniendo episodios de malestar derivados de su práxis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí