La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) advierte de la enorme pérdida económica para los trabajadores que accedan a la propuesta realizada por el gobierno para jubilarse anticipadamente.

Mientras se dirime cómo reflotar la caja de las pensiones y en vista de que la primera reforma acordada el pasado mes de julio tiene sus lagunas, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, propone, y con ello recalcula, los máximos coeficientes reductores a fin de reducir al mínimo, según apunta, el número de jubilaciones anticipadas; una cuestión que comportaría una pérdida de hasta ocho mil euros al año para los trabajadores.

«no hay derecho a que después de una trayectoria profesional larga y una base de cotización alta se pueda penalizar a un trabajador por el hecho de querer adelantar en dos años su retiro», ha expresado csif.

Esto, que aparentemente pudiera ser una opción válida, resulta que hará que los coeficientes reductores de la pensión pasen a ser mensuales, aplicándose directamente sobre la pensión y no sobre la base reguladora. Hay que tener en cuenta que ello permitiría que las jubilaciones anticipadas oscilaran desde un máximo del 21 por ciento a un mínimo de un 2,81, en detrimento del trabajador. Respecto a las jubilaciones forzosas, hablaríamos de unos datos que caerían en picado e irían desde un 30 por ciento hasta un 0,5 por ciento de reducción.

Por tanto, los trabajadores con menos de 38 años y seis meses cotizados verían reducida su pensión entre un 21 y un 2,26 por ciento —si quisieran adelantarla dos años—. En el caso de los trabajadores que ya hayan alcanzado los 41 años y seis meses de cotización, el coeficiente reductor sería del 17 por ciento, si se jubilaran dos años antes. En el caso de que los trabajadores tuvieran más de 44 años y medio cotizados, perderían un 13 por ciento al jubilarse anticipadamente.

En resumen, la jubilación voluntaria no permitirá a los trabajadores adelantar la edad de jubilación sugerida por algunas empresas, porque dicha reducción de la pensión podría alcanzar hasta un 21 por ciento menos que en la actualidad, cuando se ven reducidas en un 4 por ciento sobre la cuantía de pensión máxima.

Estos recortes se añaden a los ya realizados en 2011 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, que elevó la edad para acceder a la jubilación, aumentando de 180 a 300 el número de meses para el cálculo de la base reguladora.

Es importante señalar, por otro lado, que los planes de pensiones privados limitan a 1.500 euros anuales la deducción por las aportaciones, lo cual tampoco favorece el incremento de las cuantías en ese sentido.

El Gobierno ofrece a los ciudadanos una plataforma web para poder calcular las pensiones según los años cotizados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí