Pensiones: ¿puedo solicitarla si tengo discapacidad y no he trabajado nunca?

0
© educrea

En España, se pueden solicitar pensiones no contributivas aún en el caso de no haber cotizado nunca en el régimen de la Seguridad Social.

El derecho a percibir una pensión es una de las preguntas más frecuentes entre los ciudadanos. Diversas circunstancias, como tener una discapacidad, provocan que las personas no puedan desarrollar, nunca o durante el tiempo suficiente, una actividad laboral y, por ende, no tener cotización. Una premisa obligatoria para poder acceder a una pensión, salvo en casos excepcionales. Son las llamadas pensiones no contributivas.

En España, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones es el encargado de regular las pensiones no contributivas, gestionadas posteriormente por los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma

En este sentido, el organismo encargado de regularlas en España corresponde al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que, a posteriori, serán gestionadas por los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma. 

Las pensiones no contributivas, una opción extra para los ciudadanos. © tesla
Las pensiones no contributivas, una opción extra para los ciudadanos. © tesla

¿Cuáles son las pensiones no contributivas?

En este sentido, repasamos dos áreas de pensiones no contributivas, las que corresponden a la jubilación y la invalidez, cuya cuantía está determinada por la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Esta puede cambiar cada año al estar sujeta a los presupuestos anteriormente mencionados, pero sin colocarse nunca por debajo del 25% de lo que figure en los mismos.

Cuantía de las pensiones

Al respecto de la cuantía, en 2021 tiene un máximo de 5.639,20 € al año, en 12 pagas, junto a otras dos extraordinarias en los meses de junio y noviembre. El importe total al mes es de 402,80 €. No obstante, esta cantidad es variable si existen más beneficiarios de pensiones no contributivas residiendo en el mismo domicilio: 4.793,32 € al año si las dos personas son pensionistas o 4.511,36 € cuando se trata de las tres.

Requisitos para obtener una pensión no contributiva

Más allá de la cuantía, existen una serie de requisitos que las personas solicitantes han de cumplir. Estos varían en el caso de tratarse de una pensión de invalidez o de jubilación.

Por invalidez:

Tener 18 años o más y menos de 65.

-Residir en territorio español y haberlo hecho durante un período mínimo de 5 años, 2 consecutivos y anteriores a la fecha de la solicitud. 

-Un grado de discapacidad mínimo acreditado del 65%.

-Posibilidad de añadir un complemento a la pensión si el pensionista posee un grado de discapacidad igual o superior al 75% y necesite la ayuda de una tercera persona en su vida diaria.

Por jubilación

-Tener más de 65 años.

-Residir en territorio español. Haberlo hecho durante un periodo de 10 años.

-Encontrarse en estado de necesidad (prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios) 

-Tener unos ingresos anuales inferiores a 5.538,40 euros de forma individual o colectiva entre toda la unidad familiar.

Si la persona tiene discapacidad, esta debe ser permanente y oscilar entre el 45 y el 65 por ciento

45 por ciento: tener 56 años y haber cotizado al menos 15 años a la Seguridad Social una vez concedido el grado de discapacidad.

65 por ciento o más: tener 52 años y haber cotizado al menos 15 años a la Seguridad Social una vez concedido el grado de discapacidad.

¿Dónde puedo solicitar mi pensión no contributiva?

Una vez cumplidos los requisitos anteriormente expuestos, la persona puede dirigirse de forma presencial a las oficinas de los Servicios Sociales de su Comunidad Autónoma, al Imserso o en cualquier oficina de la Seguridad Social o de forma telemática, pudiendo solicitar el impreso de concesión a enviar por correo electrónico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí