La Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (PREDIF) lanza una encuesta entre sus usuarios para elaborar un estudio.

Tal y como os informábamos hace unos días en Prensa Social, el alza de los préstamos se coloca en el entorno de los denominados 75 puntos básicos. Un guarismo similar al de la burbuja inmobiliaria de 2008. Y es que adquirir una vivienda nunca pasa de moda.

Encuesta de PREDIF

Las personas con discapacidad, en especial aquellas que tienen movilidad reducida, son las que se encuentran ante un mayor número de dificultades y barreras arquitectónicas para poder comprarse una vivienda adecuada a sus necesidades. Por ello, en muchas ocasiones terminan por adquirir un terreno y construirse su propia casa.

Una mujer en silla de ruedas en una vivienda.
Una mujer en silla de ruedas en una vivienda. / © PREDIF

Con la intención de facilitar la construcción de inmuebles adecuados, PREDIF lanza entre sus usuarios una encuesta sobre las necesidades de vivienda y apoyos de las personas con discapacidad física. El fin de esta iniciativa es elaborar un estudio sobre el acceso a la vivienda y las necesidades de apoyo de las personas con discapacidad física en España.

Declaraciones de PREDIF

Myriam Arnáiz, directora del Área de Autonomía Personal y Vida Independiente de la entidad, explica: «desde PREDIF defendemos el derecho a la vida independiente, para que cualquier persona con discapacidad lleve las riendas de su propia vida y tenga la capacidad de elección en todo momento».

«la experiencia demuestra que el tránsito al modelo de vida independiente en la mayoría de las ocasiones no es sencillo, y se ve obstaculizado, entre otras cosas, por la escasez de opciones a la hora de encontrar un modelo de vivienda que se adecúe a las necesidades y al proyecto de vida de cada persona»

Myriam Arnáiz, directora del Área de Autonomía Personal y Vida Independiente de PREDIF

Objetivo y conclusiones

Según explica PREDIF en un comunicado, los objetivos de esta encuesta son los siguientes:

  • -Conocer cuál es el modelo de lugar de residencia que quieren las personas con gran discapacidad para vivir de forma autónoma.
  • saber cuáles son las dificultades o barreras con las que se encuentran las personas con discapacidad, para vivir según sus preferencias.
  • -Conocer cuáles serían las necesidades de apoyo y de servicios para vivir de forma autónoma.
  • -Proponer el impulso de iniciativas y políticas sociales que contribuyan a que las personas con discapacidad puedan elegir libremente su lugar de residencia, y que dichas iniciativas estén dotadas de los recursos necesarios para dar respuesta a las necesidades de cada persona.

Por último, la entidad informa de que, a través de las conclusiones del estudio, pretende «impulsar acciones, proyectos o iniciativas para que las personas con discapacidad física puedan completar su proyecto de vida a través de un modelo de vivienda que se adecue a sus necesidades y elegido por ellos mismos, frente al modelo residencial o el de la seguridad del hogar familiar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí