¿Qué dice el BOE sobre el fin del uso de mascarillas en interiores?

0

La medida del fin de la obligatoriedad de las mascarillas en interiores entra hoy en vigor, y el BOE cumple publicando los detalles y matices del Real Decreto.

Tras su entrada en vigor hoy, 20 de abril, el BOE o Boletín Oficial del Estado ha hecho oficial la medida de control de Sanidad que pone fin a la obligatoriedad del uso de la mascarilla en interiores, tal y como anunció ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias. De esta forma, queda derogado el anterior Real Decreto 115/2022, de 8 de febrero, por el que se modificaba la obligatoriedad del uso de mascarillas.

¿Qué reza el nuevo reglamento?

La norma ha entrado en vigor hoy, en el mismo día de su publicación, y se encuentra recogida en el Real Decreto 286/2022, de 19 de abril, por el que se modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19.

En su texto, sellado por el Gobierno y su departamento de Sanidad, se detalla la modificación de los supuestos de obligatoriedad del uso de las mascarillas en los interiores de las zonas públicas, matizando que solamente serán exigibles en el transporte público, en los centros sanitarios y en los establecimientos sociosanitarios.

¿Qué significa esto? Que a partir de hoy y en el futuro, ni en los colegios, ni en los centros de trabajo ni en las tiendas será obligatorio llevar puesta la mascarilla al ingresar en sus establecimientos.

De acuerdo con el único artículo que el BOE dedica a este nuevo Real Decreto, la mascarilla ya no será obligatoria en el puesto de trabajo, a excepción de que así lo fijen los servicios de prevención. Y poco se puede añadir al respecto, ciertamente, ya que en estas líneas oficiales del Boletín del Estado se aclara poco sobre la obligación de uso en los centros laborales, tanto así que en su preámbulo se especifica cómo será su uso en el trabajo, únicamente.

«En el entorno laboral, con carácter general, no resultará preceptivo el uso de mascarillas», reza el Real Decreto, matizando a renglón siguiente:

«No obstante, los responsables en materia de prevención de riesgos laborales, de acuerdo con la correspondiente evaluación de riesgos del puesto de trabajo, podrán determinar las medidas preventivas adecuadas que deban implantarse en el lugar de trabajo o en determinados espacios de los centros de trabajo, incluido el posible uso de mascarillas, si así se derivara de la referida evaluación».

¿Traducción? Que el BOE da carta blanca a los responsables de riesgos laborales de cada centro de trabajo en cuestión, dejando en sus manos la capacidad de exigir o no el uso de la mascarilla en sus interiores.

De igual forma, el BOE tampoco matiza el empleo de los tapabocas en los colegios y demás centros de educación, por lo que la única fuente oficial que se conoce al respecto proviene, por ahora, de las declaraciones emitidas ayer por la ministra de Sanidad, advirtiendo que en ningún caso los centros escolares podrán hacer obligatorio de nuevo el uso de tales accesorios faciales contra el Coronavirus; lo que sí podrán hacer, según Darias, es modificar los aforos, dependiendo eso sí de si la comunidad autónoma del centro lo decida así.

¿En qué tres escenarios es imperativo el uso de la mascarilla?

A juicio de lo que especifica el único artículo del Real Decreto que el BOE ha publicado hoy, existen, sin embargo, tres supuestos en los que aún será necesario vestir las mascarillas en interiores.

El primero de ellos es en «centros, servicios y establecimientos sanitarios», y será un uso que tanto los trabajadores como los visitantes y pacientes deberán cumplir, obligatoriamente. ¿La excepción? Las personas ingresadas en tales centros, siempre y cuando permanezcan en sus respectivas habitaciones.

El segundo supuesto refiere a los centros sociosanitarios «los trabajadores y los visitantes cuando estén en zonas compartidas», dejando así en el puesto del tercer supuesto a «los medios de transporte aéreo, por ferrocarril o por cable y en los autobuses, así como en los transportes públicos de viajeros».

Toda norma tiene su excepción, empero; y de las nuevas líneas del BOE sobre el uso de la mascarilla en interiores se desprende la garantía de que ninguno de los supuestos antes mencionados se hará extensible a aquellas personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria; y lo mismo reza para esos casos en los que el uso de la mascarilla se presente claramente incompatible con la actividad en cuestión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí