Soy mamá de dos pequeños con autismo, quienes reciben terapias semanalmente. Algunas provienen desde Atención Temprana, ¡que solo durarán hasta los 5 años!, y otras como Pedagogía Terapéutica (PT) o Audición y Lenguaje (AL) son en el cole.
Todos deseamos que nuestros hijos avancen. Por eso, aún con estos apoyos, nuestros pequeños necesitan más: terapia ocupacional, integración sensorial, psicoterapia, fisioterapia, logopedia… ¡y esto es ya privado! No olvidemos tampoco que el autismo es una condición de por vida, y algunas de las ayudas iniciales como la Atención Temprana desaparecerán cuando cumplan 6 años.
Nosotros los padres seguiremos pagando de nuestro bolsillo esas terapias, pues nuestros hijos las necesitan. Suponen un gran gasto, y encima no desgravan.


Con esta recogida de firmas pido que podamos desgravarnos las terapias no subvencionadas por ninguna ayuda pública, o sean meramente privadas, en nuestro ejercicio fiscal.
Si crees que el gasto en terapias privadas debería poder desgravarse, ¡ayúdanos a hacerlo oficial y llevarlo a cabo! Gracias por tu apoyo.

Comparte esta petición en persona o usa el código QR en tu propio material.Descargar código QR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí