Sara Hernández, alcaldesa de Getafe (Madrid), anuncia que 15 familias se han beneficiado del programa ‘Respiro Familiar’.

¿Quién cuida a los cuidadores?. Esa fue la pregunta que se realizó el Ayuntamiento de Getafe (Comunidad de Madrid) a finales de 2020 cuando informó de la puesta en marcha del programa ‘Respiro Familiar’. Esta iniciativa permite a personas que cuidan a familiares dependientes contar con tiempo propio.

De hecho, hace uno días, Sara Hernández, alcaldesa de esta localidad madrileña, anunció que quince familias se han adherido a este programa gratuito que comenzó a prestarse en locales y centros asistenciales para que los cuidadores de familiares dependientes o con discapacidad intelectual dispongan de tiempo de descanso.

Personas mayores de Getafe. © Europa Press. Archivo.
Personas mayores de Getafe. © Europa Press. Archivo.

«Hemos desarrollado este nuevo programa para cuidar a los cuidadores, porque también necesitan su propio tiempo personal y las herramientas necesarias para hacer su labor de la mejor manera posible», apuntó Hernández.

Getafe: cuidar a los cuidadores

Esta iniciativa consiste en un dispositivo de apoyo a las personas cuidadoras, ya sea durante el fin de semana o en acontecimientos especiales de carácter puntual, ofreciéndoles unas horas anuales de respiro para que la persona dependiente esté atendida por un profesional. Esta ayuda estará disponible tanto para acudir al domicilio como fuera del mismo, permitiendo así que el cuidador habitual disponga de ese tiempo para sí mismo.

Varias modalidades

Este servicio de ‘Respiro Familiar’ cuenta con diferentes modalidades. Una de ellas, es el respiro mensual. En este caso, se conceden de 36 a 48 horas anuales que se utilizarán una vez al mes, previa planificación del interesado de tres ó cuatro horas durante los fines de semana.

Mientras que en la modalidad de respiro quincenal se concede una bolsa de 72 a 96 horas anuales, que se utilizarán una vez cada quince días, en bloques de 3 o 4 horas durante el fin de semana.

Por último, está la modalidad de respiro puntual-extraordinario, consistente en una bolsa de un máximo de 16 horas anuales para cubrir una ausencia de carácter puntual y en una fecha determinada por asistencia a acontecimientos sociales o familiares de carácter extraordinario como bodas, comuniones y otros eventos familiares, con una duración máxima de ocho horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí