Desde darles sopa de agua con colorante y yogures de mala calidad, hasta mala práxis a la hora de mover a los ancianos, la asociación Residencias Dignas de la Comunidad Valenciana (ReCoVa) ha denunciado que tras derogarse las restricciones en las residencias valencianas existe un régimen semicarcelario y se están produciendo deficiencias graves.

Los residentes y sus respectivas familias piden volver a la situación de prepandemia de forma que los famiilares puedan controlar, alimentar y estar con los suyos. Por ello se quejan de que no se están cumpliendo el régimen de visitas.

La asociación culpa a las consejerías de Sanidad e Igualdad de permitir que actualmente las residencias «se hayan convertido en espacios tristes con bultos sentados o dejados caer en sillas o sillones», apostillan.

En concreto, ReCOVa apunta a las residencias de Santa Llúcia en Denia y en la residencia Asilo Hermanos Cholbi de Xàbia. Por otro lado aluden a una subida de tasas de forma desproporcionada; de 780 euros a 1.200.

La entidad ha presentado una queja en el Síndic de Greuges pero desde el ayuntamiento y la residencia niegan o que a todas luces acontece. El alcalde, Vicent Grimalt y el concejal de Hacienda de Dénia niegan que se haya recortado el gasto.

En una de las quejas figura que durante un reciente brote de covid un residente estuvo con un pañal durante nueve días; las faltas de respeto de las médicas y otras cuestiones que se comentarán en la manifestación el domingo 21 de mayo en València: «Por una dependencia pública y de calidad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí