Romance y belleza desde el tren nocturno entre Viena y París

0

Imagínese subiendo a un tren nocturno en París para amanecer después en Viena. Desde luego sería un trayecto plagado de belleza, magnificencia y romanticismo.

Si hay un calificativo capaz de describir a París en una sola sentada y palabra es romanticismo, ciertamente, seguido muy de cerca por belleza y magnificencia. Adjetivos que, en honor a la verdad, pueden aplicarse igualmente a otra gran ciudad europea como lo es la capital de Austria. Es así como la experiencia de subirse a un tren nocturno que duerme en París para después amanecer en Viena, se convierte en todo un viaje cuyo aura está impregnado de la sensibilidad idealista del amor.

El romanticismo vuelve a pasearse al amparo de las estrellas, en el tren nocturno entre Viena y París

Poder visitar estas dos grandes urbes tan turísticas, sinónimo ambas de la beldad y la pasión, no resulta nada novedoso; pero hacerlo en un tren nocturno y bajo un cielo encapotado de misticismo nocturno es, desde luego, una nueva experiencia que desde hace escasas semanas se ha hecho un hueco en la agenda de lo factible y lo real.

Doce horas dejándose acunar por el traqueteo de las ruedas marchando a toda velocidad por entre las vías, mientras la luna y las lejanas luces de la urbe hacen de guardianas y testigos, bastan para encandilar a cualquier viajero que se anime a probar comodidad en esta nueva ruta; pues el romanticismo lo despide en París, lo acompaña en las horas de desvelo del trayecto y lo recibe en el umbral de Viena, conformando así el viaje más romántico del mundo.

Un café en Viena.

Resulta curioso pensar que lo que hoy ya es una realidad, era sencillamente un sueño imposible hace menos de un siglo, cuando la modalidad de viajar en tren por la noche vivía sus horas más bajas, augurándole un final definitivo y una desaparición categórica. Ahora, con la llegada de este romántico tren nocturno, todo apunta a que se producirá un Renacimiento de los viajes largos por Europa en ferrocarril; de modo que sólo resta esperar a ver si traspasa la barrera de la moda y se convierte en un referente icónico de una cómoda modalidad de viaje.

¿Qué caracteriza al trayecto del tren nocturno entre Viena y París?

Llamado ‘ÖBB nightjet NJ’, el nuevo tren nocturno París-Viena no anda remiso a la hora de adaptar la modalidad de sus servicios ofrecidos al amplio espectro de posibles viajeros, ya que permite elegir entre las categorías de “asiento”, “litera”, o “coche cama”.

La modalidad de “asiento” es, claro, lo que su nombre indica; un asiento normal en un compartimento de tren para un máximo de seis personas. Si bien esta es la modalidad más incómoda dentro del abanico ofertado por este tren nocturno, resulta también la más barata, pues tiene un coste mínimo de apenas 29 euros.

La modalidad “litera”, por su parte, consiste en compartimentos que cuentan con literas para cuatro o seis personas, a los que se les ofrece también baños con lavabos, si bien estos se encuentran al final de los vagones del tren. Hacerse con un billete con esta modalidad es hacerse acreedor también de un pequeño desayuno con té o café. ¿Qué hay de su precio? El coste parte de los 49 euros por persona y viaje, según el trayecto elegido.

Coche cama, por su parte, es la modalidad más interesante de este tren nocturno, seguramente; y es que reservarse un hueco en su vagón implica viajar bien arropado, recostado en una cama cómoda y privada. Sí, privada, ya que comprarse este tipo de billetes es reservarse el vagón entero para uno solo, un compartimento que puede albergar de uno a tres pasajeros.

A las ventajas de esta modalidad bastante confortable se suma además la posibilidad de elegir entre coche-cama Estándar, el cual cuenta con lavabo privado, y coche-cama Deluxe, que incluye tanto ducha como inodoro… sí, también privado.

¿Y qué hay de su precio? El billete para una cama en este tipo de dormitorios-vagón parte de los 89 euros, en el que se incluye un paquete de bienvenida con aperitivo, vino y agua, amén de una toalla, tapones para los oídos y otros detalles similares. ¿Lo mejor? El servicio del desayuno en el compartimento, previa selección de platos elegidos, por supuesto.

Pros y contra de este romántico viaje en tren nocturno

Antes de subirse a bordo de este interesante trayecto y empezar el viaje desde París hasta Viena o viceversa, es preciso saber y recordar que aquí no hay vagón restaurante, por lo que es preciso comprar platos de comida ya hechos que venden en su interior.

Entre sus puntos a favor se cuenta la opción de poder transportar tanto bicicletas como perros, por 12 y 29 euros, respectivamente, si bien para ello se precisa reservar un compartimento de tren privado; una intimidad que, dicho sea de paso, también se puede reservar al viajar con la familia o los amigos.

Por otra parte, el romántico tren nocturno París-Viena hace paradas en otros puntos míticos de Europa, como Salzburgo o Múnich, de modo que uno puede elegir hacer parada allí para conocer las ciudades.

Este trayecto no es un guijarro lanzado al mar del turismo, sino la primera travesía dentro de una promesa de muchos iguales a él. Como ejemplo, la alemana Deutsche Bahn, la austriaca Österreichische Bundesbahnen ya han confirmado su intención de construir una sólida red de trenes nocturnos similares al de Viena-París, igual que han hecho los Chemins de fer fédéraux suisses y la Société nationale des chemins de fer français.

Una planificación que busca, entre otras cosas, contribuir a hacer frente a los desafíos que supone el cambio climático, algo que la SNCF, la Société nationale des chemins de fer français, afirmó a través de un comunicado.

Según las previsiones emitidas por estas compañías ferroviarias, en diciembre de 2023 saldría a la ruta pública otro tren nocturno con itinerario entre Viena y París, igualmente, aunque haciendo descanso esta vez en Berlín y Bruselas. España tendrá que esperar a diciembre del 2024 para ver incluida una de sus ciudades en este tipo de rutas nocturnas sobre raíles, agregando al itinerario la ruta Barcelona-Zúrich.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí