¿Cómo puede quedar exento el IRPF al vender una propiedad?

0
© Shutterstock

El IRPF es uno de los impuestos por antonomasia, sin embargo, existen casos en los que el contribuyente queda exento de abonarlo.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, popularmente conocido como IRPF, es, cada vez más, un auténtico quebradero de cabeza para el respetable. Usuarios de a pie y empresario batallan silenciosamente para que el abono de esta tasa no les suponga una auténtica hecatombe respecto a su economía.

El IRPF es uno de los impuestos por antonomasia. Sin embargo, existen casos en los que el contribuyente queda exento de abonarlo

Personal, progresivo y directo, se trata del impuesto más significativo de la Agencia Tributaria y tiene su origen en el balance sobre las ganancias y pérdidas patrimoniales obtenidas en un año natural por el contribuyente.

El IRPF es el impuesto principal de la Agencia Tributaria. © Agencia Tributaria

Evitar el IRPF al traspasar una propiedad

Bajo la premisa anteriormente mencionada, la venta de una vivienda supone un importante incremento en el balance de ganancias, por lo que la tasa a abonar suele ser elevada. Sin embargo, existen casos en los que el contribuyente puede ‘librarse ’ cuando traspasa su vivienda, son los siguientes:

-Exención por reinversión de la vivienda habitual:

Si el vendedor invierte ese dinero en otra vivienda habitual o en la rehabilitación de su hogar. Con esta practica, esa ganancia no deberá ser declarada al reinvertir ese ingreso en la adquisición de otra vivienda habitual o bien en la rehabilitación del espacio que va a ser su hogar. Esto supondría un ahorro de impuestos de entre el 19% al 23% al respecto de la ganancia obtenida. 

-Firma de una nueva hipoteca

Si el contribuyente haya firmado una hipoteca para comprar una nueva propiedad, al considerarla un importe total obtenido entre la transmisión del valor de la venta menos el principal del préstamo por amortizar.

-Ser mayor de 65 años

En el caso de superar esta franja de edad, las personas que hubieran traspasado su inmueble el año pasado, podrán acogerse a algunos beneficios fiscales sujetos al tipo de inmueble y del porcentaje de propiedad. Así, si la vivienda es habitual la exención es completa; es decir del 100%.

Si la titularidad es compartida entre dos o más personas, la exención ta solo afectará al propietario mayor de 65 años respecto a la parte de casa que le pertenezca por porcentaje.

Si la vivienda vendida no es la habitual, estas personas no abonarán los impuestos por la ganancia obtenida si la misma se reinvierte en una renta vitalicia en un plazo máximo de 6 meses, siempre y cuando que la cantidad no sobrepase 240.000 euros.

-Estar en situación de dependencia severa

Si la persona titular de su vivienda en propiedad se encuentra en situación de gran dependencia de conformidad con la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, estará exento de pagar el IRPF.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí