La pensión de jubilación no contributiva estádestinada a personas mayores de 65 años que no han cotizado lo suficiente o han realizado aportaciones mínimas para una pensión contributiva. 

Su objetivo es asegurar que todos los ciudadanos mayores de 65 años en situación de necesidad reciban apoyo económico, asistencia médica gratuita y servicios sociales complementarios, independientemente de sus cotizaciones insuficientes.

Requisitos para acceder a la pensión no contributiva de jubilación

Para acceder a esta prestación, se deben cumplir ciertos requisitos, que son los siguientes:

  • Tener 65 años al momento de presentar la solicitud.
  • Vivir en España durante al menos diez años anteriores y consecutivos a la fecha de solicitud.
  • Percibir ingresos inferiores a 5.899,60 € al año, en el caso de vivir solo. 

Si el solicitante comparte residencia, se suman los ingresos de todos los convivientes, asegurándose de que no superen ciertos umbrales según el número de personas en el hogar.

Cuantía de la pensión no contributiva de jubilación

La cuantía de esta pensión varía en función de la situación del solicitante. 

La pensión mínima es de 5.899,60 € anuales, distribuidos en 12 cuotas mensuales y dos pagas extraordinarias al año. 

Sin embargo, la cantidad puede aumentar según el número de beneficiarios en el hogar y los ingresos totales. 

Los límites son los siguientes:

  • Pensión máxima: 5.899,60 € anuales (421,40 € mensuales).
  • Pensión mínima: 1.474,90 € anuales (105,35 € mensuales).

Las pensiones no contributivas por discapacidad y jubilación no son compatibles, lo que significa que no se pueden recibir ambas simultáneamente.

Modelos de solicitud de pensión no contributiva

Recuerda que es necesario solicitar una cita previa para presentar la solicitud en persona.

También puedes descargarlos aquí:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí