¿Sabe cómo puede ver la pantalla del móvil en el televisor?

0
Proyección de móvil a monitor de TV.

Con esta sencilla tutoría, podrá emparejar la pantalla del móvil con la TV y ver el contenido del primer dispositivo con el tamaño del segundo.

A fin de potenciar al máximo sus usos y explotar todas sus funcionalidades, los teléfonos inteligentes tienden a incorporar a su sistema más y más funciones. Es el caso de la opción de enviar contenido a otros dispositivos electrónicos de la talla de los televisores, al más puro estilo de los centros multimedia.

Esta posibilidad no existía hace unos años, pero de un tiempo a esta parte se ha convertido en toda una interesante demanda, pudiendo así disfrutar de los dos artefactos simultáneamente, en una combinación que los empareja.

El rastro de una tecnología que no cesa de progresar

El primer requisito para poder disfrutar de esta ventaja tecnológica es verificar que ambos dispositivos, móvil y televisor, sean compatibles; esto es muy importante, ciertamente, ya que deben coincidir en la misma tecnología que facilite el emparejamiento.

Esto no es ningún problema con los teléfonos inteligentes con sistema Android, ya que casi todos los nuevos modelos traen esta opción incorporada a sus funciones, así, algunos se valen de la ayuda de sistemas de conexión inalámbrica (wifi o Bluetooth, por ejemplo) mientras otros precisan del auxilio de cables y adaptadores.

Al requisito de compatibilidad para disfrutar de la pantalla del móvil en tamaño grande se suma asimismo la exigencia de que el televisor al que se pretende conectar también sea inteligente, lo que significa que debe contar con una clasificación de ‘Smart TV’. ¿Y por qué? Dado que estos modelos traen incorporados una serie de aplicaciones que le permiten conectarse a otros dispositivos.

¿Qué ocurre si el artefacto no es un Smart TV, sino solo una tele antigua? Todo tiene solución; y es que existe una fácil y eficaz manera de convertir al dispositivo en más inteligente. Ahora bien, en este caso en concreto, se necesita algún accesorio que se pueda conectar a los puertos del aparato, véase los puertos HDMI y las salidas DisplayPort o micro HDMI, pudiendo así añadir aplicaciones para que el televisor actúe como lo haría un Smart TV.

Entonces ¿cómo conectar la pantalla del móvil al televisor?

Preparados ya los dos dispositivos que se quiere emparejar, cabe considerar los modos que existen para empezar la conexión. El primero de ellos pasa por proyectar la pantalla del móvil en la televisión en un sistema que también denominan «duplicar la pantalla».

La opción consiste sencillamente en enviar el contenido del teléfono a la pantalla del televisor, accediendo para ello a la barra de notificaciones del teléfono, buscar la opción que reza «Enviar pantalla a dispositivo», y pinchar directamente en esta posibilidad.

Al hacer clic aquí, lo lógico es que el teléfono despliegue una ventana con todos los aparatos compatibles que se encuentren al alcance de su radar, de modo que solo es preciso elegir el televisor que a uno le interese y darle a aceptar; al hacerlo, sí, la pantalla del móvil se mostrará al instante en el televisor escogido, pudiendo ver su contenido en un tamaño mucho más grande y cómodo.

Cabe aclarar, ahora bien, que no todos los modelos de móviles cuentan con esta opción de «Enviar pantalla» en su barra de notificaciones. Lo bueno, eso sí, es que cada vez son más las plataformas de vídeos que se animan a incluir este icono en su ventana principal, de modo que solo haya que cliquear encima para ver el contenido del vídeo en el televisor.

Es el caso de YouTube, mismamente, que trae consigo un icono de Chromecast que, al darle encima, permite enviar el contenido de la pantalla del móvil al televisor, ahorrándole a los ojos mucho esfuerzo; se trata de una funcionalidad que suele venir integrada de fábrica en los Smart TV, lo que permite que el artefacto actúe como centro multimedia, reproduciendo todo tipo de contenido en streaming en el televisor elegido.

Puede decirse, por tanto, que Chromecast es un dispositivo que funciona como una extensión del televisor, lo que en la práctica implica que el aparato en cuestión adopte funciones inteligentes. Este accesorio se puede comprar por internet, a un precio que suele rondar los 35 euros, aproximadamente.

Desarrollado por Google, Chromecast suele conectarse habitualmente al aparato mediante el puerto HDMI en aquellos artefactos televisivos que no lo traen de fábrica, haciendo innecesario comprar un dispositivo aparte para reproducir contenido en streaming, aunque permitiendo eso sí que el teléfono detecte la función de compartir la pantalla del móvil con la tele.

Con Chromecast en acción, el teléfono no tiene dificultades para detectar un televisor durante el proceso de duplicar pantalla, ya que el accesorio funciona como un microordenador conectado al televisor a través de un puerto de entrada HDMI. Ya sea que el móvil lo tenga incorporado o que su funcionalidad llegue a través de un artefacto externo que se ha tenido que comprar, emparejar ambos dispositivos con Chromecast es muy sencillo, ya que solo hay que seguir las instrucciones habituales citadas arriba a la hora de emparejar un dispositivo Android con el televisor. Cabe recalcar, eso sí, que de nuevo esta opción exige que los dispositivos involucrados compartan el mismo sistema de Android desarrollado por Google; en ningún caso se puede emparejar la pantalla de un móvil de Apple, por ejemplo, con un televisor Android.

La ventaja de los cables

En cualquier caso, Chromecast no es el único accesorio que permite este emparejamiento. Xiaomi Mi TV Box también es otra buena alternativa cuando se quiere ver la pantalla del móvil en la tele, ya que también funciona como un centro multimedia e integra una tecnología de Google para reproducir contenido enviado desde teléfonos Android. ¿Su coste? En torno a 55 euros.

Hay que sumar a esta lista al centro multimedia Nvidia Shield TV Pro, compatible con la tecnología de Google; un accesorio que ronda los 215 euros, y que ofrece la potencia y velocidad necesaria para duplicar la pantalla del móvil incluso cuando se está jugando con el teléfono, no únicamente visualizando un vídeo.

Otra opción para lograr el mismo efecto de pantallas emparejadas en un dispositivo con sistema Android es usando Google Home. Gratuita y tecnológica, se trata de una aplicación que también suele venir instalada por defecto en los móviles Android, y que hace de alternativa para duplicar la pantalla en el televisor.

Existe, empero, otra forma alámbrica para duplicar la pantalla del móvil en la del televisor, y es usando un cable especial que, además, proporciona dos métodos.

Uno de ellos requiere el uso de cables compatibles que, mediante tecnología MHL o Mobile High Definition Link, permiten enviar la señal del teléfono al televisor. Dividido en tres conectores en total, uno conectado al USB del teléfono, otro enlazado al puerto HDMI y un tercero encargado de cargar el propio móvil, esta opción exige que el teléfono tenga integrado en su sistema este protocolo en concreto, a fin de que el proceso se pueda realizar debidamente.

La segunda posibilidad de enlazar la pantalla del móvil al televisor requiere de echar mano de un cable adaptador de USB-C a HDMI, cuyo precio suele rondar los 15 euros, y cuya principal peculiaridad no es otra que permitir la transferencia de audio y vídeo.

El sistema iOS ¿permite duplicar la pantalla del móvil de un iPhone?

Afortunadamente sí, aunque para ello será necesario utilizar la tecnología que Apple tiene sobre esta opción. El primero de ellos es el sistema AirPlay, que vendría a ser el homónimo de Chromecast de Google para los dispositivos con sistema iOS, donde funciona de manera exclusiva en los iPhone y demás artefactos de esta compañía.

El primer paso que dar, en este caso, vuelve a ser verificar que el televisor que interesa emparejar es compatible con AirPlay. Si el resultado es afirmativo, los pasos a dar para compartir la pantalla del móvil iPhone con la tele son casi iguales a los explicados arriba con Chromecast, con una importante diferencia, eso sí.

¿Cuál? Que, al desplazarse hasta la barra de notificaciones del iPhone, aparecerá un icono distinto y representativo del sistema AirPlay de Apple llamado «Duplicar pantalla». Hay que pinchar encima, por supuesto, hecho lo cual el móvil enviará automáticamente la imagen de su pantalla al televisor.

La fábrica de la manzana telefónica cuenta además con Apple TV, un dispositivo que permite conectar al televisor valiéndose de un puerto HDMI. Bastará mantenerlo encendido y habilitado, eso sí, dando paso a que el iPhone lo detecte, activando la duplicación de la pantalla del móvil en el televisor, debiendo seguir en todo momento los pasos arriba mencionados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí