Salud visual: ¿cómo prevenir las enfermedades oculares?

0
9
© techtitute

Las cataratas, la fatiga visual y los defectos refractivos son las enfermedades oculares más frecuentes en España.

Tener una buena salud a niveles generales es básico. En un contexto en el que la población cada vez presenta valores más envejecidos, la vista se ha convertido en el gran olvidado. La pandemia no ha hecho más que empeorar unos guarismos en los cuales la salud ocular se ve claramente afectada.

Las cataratas, la fatiga visual y los defectos refractivos son las enfermedades oculares más frecuentes en España

Según la Clínica Oftalmológica Ocumed, al menos un 72% de las personas tienen enfermedades oculares en España. En este sentido, estas son las tres más frecuentes: las cataratas, la fatiga visual y los defectos refractivos.

Las cataratas, uno de las primeras causas de ceguera a nivel mundial

Respecto a la primera, se trata de una de las primeras causas de ceguera a nivel mundial. Son una serie de opacidades del cristalino del ojo que se producen por múltiples enfermedades y se producen por el envejecimiento, la diabetes, la exposición exagerada a la luz solar, fumar, por la obesidad y debido a la hipertensión arterial.

Ojos con y sin cataratas. Una de las causas que impiden tener una buena visión. © Sabervivir
Ojos con y sin cataratas. Una de las causas que impiden tener una buena visión. © Sabervivir

Su principal causa es la visión cada vez más borrosa hasta producir ceguera si no se le presta atención. La edad medio de inicio de las cataratas y sus primeras lesiones se coloca en torno a los 45 años, pero en la mayoría las lesiones iniciales son pequeñas, incluso en personas menores de esa edad.

Acciones para prevenirlas y gozar de una buena visión

Por lo que respecta a su prevención, más allá del hecho inestimable de acudir al oftalmólogo, se pueden usar accesorios como sombreros y gorros, llevar gafas de sol y mejorar la alimentación merced a una dieta rica en alimentos antioxidantes como frutas cítricas, legumbres, verduras y pescados. Todo ello ayuda a reducir considerablemente el riesgo de padecer cataratas y otras condiciones oculares asociadas directamente al envejecimiento natural.

Los defectos refractivos, una de las enfermedades de visión más comunes

Los defectos refractivos ocupan los primeros lugares en las enfermedades de la vista más comunes, siendo la miopía el más frecuente, junto al astigmatismo y a la hipermetropía o la presbicia, dificultad para ver objetos a corta distancia debido a la pérdida de la elasticidad del principal elemento refractivo del ojo, del cristalino.

Todos ellos afectan la agudeza con la que se observan los objetos. Está determinada por el objeto más pequeño que una persona puede ver a una distancia dada. Pueden ser ocasionados por una variedad de enfermedades que afectan el paso de la luz de la córnea a la retina o de esta al músculo principal: el cerebro.  

Acudir a una consulta oftalmológica y comenzar un tratamiento inmediato es clave para mejorar tu calidad de vida y a prevenir estos problemas.

La fatiga visual, un clásico en auge

Por último, la fatiga visual o astenopia, resulta del cansancio del músculo ciliar o de los músculos extraoculares. Algo repetido y que solo en Madrid afecta a más de la mitad de la población.

Un problema de visión reversible con varios síntomas

Este problema es reversible y se produce por un esfuerzo excesivo del aparato visual para una adaptación del foco ocular provocado por el ordenador, el movimiento ocular de la pantalla-teclado-documento que con el transcurso de las horas produce agotamiento muscular. Algunos de los síntomas son:

Molestias oculares: enrojecimiento, sensación de quemazón y pesadez, picor de los ojos, lagrimeo, y dolor. Necesidad de frotarse los ojos por ojo seco, conjuntivitis, blefaritis u orzuelos. 

Trastornos visuales: visión borrosa transitoria o visión doble. 

Síntomas extraoculares: cefaleas, vértigos, sensación de desasosiego y ansiedad, molestias en la región occipital o en la columna vertebral y somnolencia.

Consejos para paliar o mitigar la fatiga visual

En este sentido, existen varias prácticas cotidianas que pueden ayudar a mitigar la fatiga visual. ¿Cómo? Siguiendo estas recomendaciones:

-Limita el tiempo frente a las pantallas.

-Ajusta la iluminación.

-Mejora el flujo de aire de tu lugar de descanso.

-Pestañea con frecuencia si pasas mucho tiempo frente al ordenador.

-Descansa la vista con la regla 20:20:20; es decir, cada 20 minutos, mira objetos que estén a 20 pies, 6 metros aproximadamente) durante 20 segundos.

-Toma descansos cuando realices trabajos que requieran de agudeza visual y, sobre todo, acude al oftalmólogo. Tu calidad y salud visual también dependen de ti.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí