Sarcoma, ese cáncer que sólo conocen los huesos

0
El Día Internacional del Sarcoma se celebra el 13 de julio. Es un tipo de cáncer que que se desarrolla en los huesos y tejidos blandos del organismo.
Test dermatológico. Foto: ©diainternacionalde.com

¿Sabía que el sarcoma es un tipo de cáncer? Y como tal tiene sus causas, provocaciones, signos, niveles de agresividad… y hasta un Día Internacional.

Con motivo del día Internacional del Sarcoma que se conmemora cada 13 de julio a nivel mundial, es preciso hablar del sarcoma, informando y concientizando acerca de esta enfermedad perniciosa, catalogada como un cáncer de variantes proporciones.

¿Qué es el sarcoma?

Se trata de un tipo de cáncer que puede aparecer en distintas partes del cuerpo; el término genérico que los médicos emplean para designar a un amplio grupo de tipos de tumores malignos que se originan tanto en los huesos como en los tejidos blandos, precisamente esa parcela corporal llamada tejidos conectivos.

Así, se llama sarcoma de tejido blando al cáncer que se forma en los tejidos que conectan, sostienen y recubren otras estructuras del cuerpo, comprendiendo en su afectación la grasa y los músculos, los nervios y los vasos sanguíneos, los tendones y hasta el revestimiento de las articulaciones.

El consenso de los especialistas afirma que existen más de 70 tipos de sarcoma, con tratamientos que varían según el tipo, la ubicación y otros factores, siendo los más destacables el condrosarcoma, el angiosarcoma, el dermatofibrosarcoma protuberante, el liposarcoma, el osteosarcoma, el mixofibrosarcoma y el rabdomiosarcoma.

Amén, cómo no, del sarcoma de Kaposi, el sarcoma de Ewing, el sarcoma epitelioide, el sarcoma sinovial, el sarcoma de tejido blando, el sarcoma pleomórfico indiferenciado, el tumor fibroso solitario, el tumor del estroma gastrointestinal, los tumores desmoplásicos de células pequeñas y redondas y tumores malignos de la vaina de los nervios periféricos.

¿Cuáles son los síntomas y las causas más habituales del sarcoma?

Aún hoy se desconocen las causas que propician el surgimiento de buena parte de los sarcomas, aunque la tendencia más sostenida es que sigue el mismo transcurso de formación y propagación que el cáncer normal, el cual se origina al producirse cambios o mutaciones en el ADN de las células.

Dentro de los factores de riesgo que más propician que uno acabe desarrollando un tipo de sarcoma destacan la radioterapia o tratamiento radiológico contra el cáncer; los llamados síndromes heredados, los cuales se transmiten de padres a hijos; y la exposición a ciertas sustancias sintéticas como herbicidas y algunos productos químicos industriales, ya que afectan al hígado.

A esta lista se suma asimismo los linfedema o inflamación crónica, el cual brota ante una acumulación de líquido linfático que se produce cuando el sistema linfático está bloqueado o dañado, inclinando la balanza a padecer a la larga el angiosarcoma; incluso una exposición al virus herpesvirus humano 8 puede aumentar el riesgo de padecer el sarcoma de Kaposi, al menos en aquellas personas con sistemas inmunitarios debilitados.

En cuanto a la sintomatología de esta enfermedad, cabe aclara que todo empieza con la aparición de una protuberancia palpable bajo la piel, un bulto que en algunas ocasiones resulta doloroso y otras veces no.

Por ello se dice que tanto el dolor de huesos y la fractura inesperada de un hueso, al más puro estilo de una lesión menor, encabezan los signos más frecuentes de este tipo de cancerígeno, tal y como señalan desde esta clínica especializada.

Una señal sintomática de humo al que se suma asimismo el dolor abdominal y la pérdida de peso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí