El ensayo sobre el primer fármaco contra el ictus en tándem alcanza su fase de reclutamiento de pacientes en el Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

Reconocido como el culpable de causar que la lesión u oclusión del ictus se produzca de manera simultánea en el cerebro y en la arteria carótida que lo riega de sangre, el llamado «ictus en tándem» ha encontrado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla un enemigo acérrimo contra su causa.

Y es que dicho centro sanitario de la Junta de Andalucía ha iniciado un ensayo clínico para analizar la eficacia de un nuevo fármaco frente a la aspirina, planteándola como posible terapia de rescate de este tipo de ictus en cuestión.

De las nuevas terapias personalizadas a fármacos más prometedores

Se trata de una investigación en plena fase de reclutamiento de pacientes, justo la cuarta y la última etapa que precede a la distribución del fármaco entre el público general, y los médicos involucrados en su realización ya han admitido que esperan alcanzar 240 participantes en este proceso de prueba, reclutados a lo largo y ancho de toda España.

En declaraciones de la Consejería de Salud y Familias, en una nota de prensa emitida este mismo lunes por la Junta de Andalucía, el objetivo del ensayo no es otro que «valorar la eficacia y seguridad del uso del medicamento tirofiban frente a la aspirina, que viene siendo el fármaco que de manera tradicional se administra a estos pacientes una vez son sometidos a una trombectomía para la retirada de los trombos».

Según ha asegurado la Consejería, el alistamiento de pacientes voluntarios ya ha comenzado, de modo que por ahora cuentan con una veintena de participantes, más o menos; una cifra que los investigadores esperan multiplicar a nivel nacional y hasta un total de 240 en un plazo de tres años, a lo sumo, teniendo en cuenta además que «hay otros hospitales españoles que colaboran con el Virgen del Rocío en la captación de pacientes que se podrían beneficiar de esta nueva práctica».

Otra de las metas principales que se desea alcanzar con este estudio en curso es intentar determinar si tirofiban, medicamento que se usa de «manera habitual» en Cardiología a fin de controlar infartos cardíacos, sirve realmente o no «como terapia de rescate ante la presencia de nuevos fenómenos de coagulación ‘intra-stent’, que se puedan desarrollar y detectar si tiene buen pronóstico a los 90 días de la lesión».

Un ensayo que, por otra parte, servirá para optimizar y perfeccionar el «conocimiento fisiopatológico de las complicaciones asociadas al tratamiento endovascular de las lesiones en tándem, a través de la identificación de biomarcadores plasmáticos relacionados», tal y como ha indicado la consejería andaluza.

Un hallazgo que, asimismo, sería muy útil para «valorar si alguno de ellos puede servir como diana terapéutica en nuevos fármacos», aunque ese esclarecimiento ya sería tarea de una segunda fase posterior.

Entre tanto, el trabajo se encuentra metido de lleno en su cuarta fase de desarrollo, siendo esta etapa la antesala y «previa a poder generalizar su uso seguro y efectivo, incorporándolo en los protocolos de práctica clínica dirigidos a estos pacientes».

Un apoyo por todas partes

El Hospital Universitario Virgen del Rocío no ha sido elegido al azar para sacar adelante la investigación sobre este fármaco contra el ictus en tándem; la confianza depositada por la Consejería más bien responde a que es el centro que más procedimientos de este tipo realiza a lo largo del año en toda España, siendo uno de los tres centros de mayor actividad contra el ictus de toda Europa, tal y como subraya la Junta en su nota de prensa.

Por algo cuenta para este proyecto con un equipo de investigación de lo más interesante, dicho sea de paso, que ha resultado ser «multidisciplinar y transversal», según la Consejería de Salud de Andalucía; y con profesionales que en 2021 practicaron 505 trombectomías en total.

Financiado por una de las convocatorias más competitivas y a nivel nacional que el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) suele llevar a cabo, el proyecto cuenta con el soporte de la unidad de ensayos clínicos del hospital, y además está incluido en la SCReN, es decir, la plataforma nacional ‘Spanish Clinical Research Network’.

En la plantilla de los especialistas que van a estar al frente de esta prueba farmacológica contra el ictus en tándem, llamado así por provocar simultáneamente un doble fallo en el cerebro y en la carótida que le da sangre, destacan los radiólogos Asier De Albóniga-Chindurza, Alejandro González, Joaquín Ortega y Pilar Piñero.

Pero también colaborarán los neurólogos Leire Ainz, Manuel Medina, Francisco Moniche y Blanca Pardo; amén, cómo no, de algunos neurointervencionistas y de la visión bióloga de Aynara Zamora, del laboratorio de investigación Neurovascular del IBIS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí