Elma Saiz, ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, valora que las personas que compatibilizan su actividad profesional con tareas de cuidados a familiares en situación de gran dependencia puedan acogerse a coeficientes reductores de la edad de jubilación, aunque su empleo formal no se incluya en actividades penosas y peligrosas.

“El Gobierno sí contempla que hay situaciones que tienen una importante exigencia física o psíquica, particularmente a partir de una determinada edad, al que vamos a dar respuesta lo antes posible”, declaró Saiz ante una pregunta de la diputada del PNV Maribel Vaquero.

La ministra destacó que en la actualidad hay negociaciones abiertas sobre pensiones con los agentes sociales y añadió que “cuidar a una persona que es grande pendiente y que necesita de la asistencia y ayuda a fin de realizar las actividades propias de la vida diaria es una tarea muy dura y, si además se compatibiliza esa tarea con un trabajo remunerado, lo es todavía más”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí