Este dato se extrae de un nuevo informe sobre el sector sanitario realizado por la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud.

La desigualdad salarial entre hombres y mujeres sigue siendo una realidad en el mundo. Por desgracia, esta situación afecta a prácticamente todos los países y a todos los sectores de la sociedad. De hecho, el último informe publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) refleja que «las mujeres que trabajan en el sector sanitario ganan un 24 por ciento menos que los hombres».

Desigualdad en el sector sanitario

Estos datos muestran una realidad muy preocupante. Las mujeres y los hombres, aunque realicen el mismo trabajo, no cobran el mismo sueldo. Una pena. Esta brecha salarial es de «unos 20 puntos porcentuales, aproximadamente, en el sector sanitario», según este informe.

Una médica mira por la ventana de un hospital.
Una médica mira por la ventana de un hospital. / © CGCOM

Además, el documento también apunta que «los salarios en el sector de la salud y la atención sanitaria tienden a ser más bajos en general, en comparación con otros sectores económicos». Por tanto, estas cifras nos indican una idea que predomina entre la población: los sueldos son más bajos en aquellos puestos de trabajo donde hay mayoría de mujeres.

Declaraciones institucionales

«Las mujeres constituyen la mayoría de los trabajadores en el sector sanitario, pero en demasiados países los sesgos sistémicos están dando como resultado sanciones salariales perniciosas en su contra. La evidencia y el análisis de este informe deben servir a los gobiernos, empleadores y trabajadores para tomar medidas efectivas», señala el director de personal de Salud de la OMS, Jim Campbell.

«las brechas salariales en el sector no son inevitables y se puede hacer más para cerrarlas»

Informe de la OIT y la OMS

Por otro lado, Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT, indica: «El sector sanitario tiene salarios bajos en general, brechas salariales de género obstinadamente grandes y condiciones laborales muy exigentes».

«No habrá una recuperación inclusiva, resiliente y sostenible sin un sector sanitario y asistencial más fuerte»

Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT

Además, Tomei concluye: «La pandemia producida por el Covid-19 expuso claramente esta situación al tiempo que demostró cuán vitales son el sector y sus trabajadores para mantener en marcha a las familias, las sociedades y las economías».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí