Seis razones para hacer accesible un libro

0

Convirtamos la palabra impresa en un acceso para todos: seis razones para hacer accesible un libro.

La accesibilidad también se escribe en igualdad.

Los libros enriquecen, emocionan, motivan, inspiran y hasta a veces condicionan. Son útiles herramientas de aprendizaje, cultura y educación que las personas con discapacidad también pueden disfrutar con solo un pequeño esfuerzo digital. Así pues, respondamos hoy a la pregunta del millón literario: ¿Por qué convertir un libro impreso en un libro accesible?

¿Qué son los libros accesibles?

A estas alturas, pocos serán quienes no hayan oído hablar del libro accesible. Pero, ¿sabemos realmente qué son y por qué tienen tanta trascendencia?

Los libros accesibles son textos adaptados a las necesidades de lectura de todo el público, no ya en su contenido, sino en su presentación. Es decir, libros que pasan de estar solo en tinta a estar también digitalizados, al alcance de las personas con discapacidad.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) hay que actuar constantemente contra la actividad pirata, esa que atenta contra los derechos de autor. Ante esto, los libros accesibles deben usarse siempre sin ánimo de lucro y, de hecho, el Tratado de Marrakech, firmado en junio del 2014, constituye una legislación, a nivel internacional, de este apoyo y respeto a la propiedad intelectual.

La llegada de los libros accesibles.

Con la historia en la mano, se puede afirmar que las personas con discapacidad han sido marginadas y excluidas del acceso libre y fácil a la palabra escrita. Un desafío que afectó y aún hoy en día sigue afectando a su educación, al estar ésta tan vinculada a los libros, libros no diseñados a la medida de sus carencias y necesidades.

Afortunadamente, esto ha ido cambiando con la llegada de la tecnología y con el despertar de la conciencia social en materia de igualdad de oportunidades. Actualmente, pueden encontrarse libros en formato narración, audio, lengua de señas, grandes caracteres e incluso con interacción dinámica.

Usuarios con discapacidad visual, auditiva, intelectual e incluso de aprendizaje pueden beneficiarse de estos libros accesibles. Y es que una vez digitalizado, el texto puede imprimirse también en braille o convertirse en un audiolibro grabado por una voz sintética.

¿Cómo se hace accesible un libro?

Para hacer accesible un libro es preciso digitalizarlo. Para ello, se necesita un escáner, que tomará una foto del papel con texto que le pongamos delante. Hecho el escáner, se transferirá al ordenador. Después, gracias al programa de Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR) el texto escaneado se convertirá en texto reconocible por los procesadores de textos, los mismos con los que también trabajan los Lectores de Pantalla, programas informáticos usados por los invidentes.

¿Por qué hacer accesible un libro?

1. Con los libros accesibles se respeta el principio universal de educación de calidad.

Son la puerta al conocimiento, una puerta por fin abierta, y un conocimiento que podrán explorar a sus anchas y de forma autónoma, sin depender de terceros que les lean.

2. Ayuda al crecimiento óptimo de niños y adultos.

Haciendo accesible un libro, se promueve el desarrollo y la maduración, la imaginación emocional y creativa, la difusión de los conocimientos, el apoyo por una cultura mejor. Todo ello, contribuye al beneficio de la mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad.

3. Democratizan la cultura.

La ponen al alcance de todos a través de grandes caracteres o señas de signos y puntos en relieve y letra audiodescrita. Y, aun estando digitalizadas, respetan la propiedad intelectual y los derechos de los autores.

4. Escritores y editores, docentes y organizaciones se han sumado a esta iniciativa.

Siendo ellos los expertos y los más relacionados con la creación de la palabra escrita, la conciencia de su importancia se responde por sí misma, gracias a este respaldo. Un respaldo con acceso legal que pone dos velas a favor del derecho humano, que es la educación, y el respeto por la propiedad ajena, que son los derechos de autor.

5. Difunde y comparte la lengua, la ciencia y las matemáticas.

Con los libros accesibles aumenta notablemente la posibilidad de que el esfuerzo y el trabajo realizado por sus escritores, no caiga en saco roto. Así, información, educación, empleo y aceptación social se unen en una sola voz: la inclusión.

6. Es fácil de realizar.

Basta con incorporar funcionalidades de accesibilidad en el formato de cualquier ejemplar escrito, bien sea literatura o ensayo o un manual académico, para que el cambio sea óptimo, funcional y efectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí