Comprar por internet o disponer de los servicios que nos brinda puede ser una pesadilla porque los ciberdelincuentes nos engañan suplantando la identidad de las empresas de confianza: banco, luz, gas, teléfono, médico, supermercado, etcétera.

Estas estafas se conocen con el vocablo anglosajón «smishing» y consisten en el envío de mensajes de texto (SMS) a las víctimas haciéndose pasar por otras entidades. El objetivo siempre es el mismo: obtener información personal así como contraseñas, correos, número de teléfono, domicilio entre otros datos importantes.

Estos mensajes se distinguen porque contienen faltas de ortografía, utilizan un comienzo de la URL por http en vez de https; tiene errores gramaticales o el texto es inexacto o no corresponde con la entidad que lo emite.

En ese caso hay que denunciarlo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bloquear los mensajes de texto que consideremos spam; contactar con el banco para cancelar cualquier pago no autorizado.

Y si tiene algún problema que no sabe o no puede resolver INCIBE pone a su disposición la Línea de Ayuda en Ciberseguridad, 017, teléfono gratuito y confidencial desde el que resolver todas tus dudas. especialmente dedicada a las personas mayores que son las más vulnerables a la hora de picar los anzuelos de los estafadores online

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí