Con el temido avance provisional del IPC de noviembre, la inflación se queda en un 3,8% mientras que las prestaciones mínimas y no contributivas subirán un 6,8%. Según el informe «Proyecciones del gasto público en pensiones en España» publicado por el ministerio, se estiman subidas en los próximos cuatro años según lo acordado en la última reforma de las pensiones.

Elma Saiz, la ministra de Seguridad Social considera aún no cerrada la previsión de la inflación aunque se considera en torno al 3,8%. Con el fin de mantener al alza las pensiones y revalorizar las mismas conforme a la situación actual, los sindicatos y la patronal recuerdan que fue el primer acuerdo: mantener el poder adquisitivo de lo beneficiarios según la inflación media del año anterior.

A falta de confirmarse el dato definitivo, que se espere que no cambie, la ministra ha explicado que la subida implicaría, para una pensión media de 1.198 euros, un incremento de en torno a 45 euros al mes. En el caso de las jubilaciones, la prestación media se revalorizará en 52 euros mensuales y pasará, de esta forma, de los 1.378 euros al mes actuales a 1.430 euros en el 24.

En cuanto a la pensión máxima, también vinculada a la inflación. Esta prestación se elevará desde los 3.059 euros mensuales actuales en 14 pagas hasta 3.175 el año próximo (116 euros más).

Por otro lado, las bases máximas de cotización se incrementarán desde los 4.495,5 euros actuales hasta 4.720 en 2024. La parte del salario de un trabajador que supere esa cuantía está exenta de cotizar.

“Es un mensaje muy positivo”, se ha congratulado.

Aunque inicialmente hubo estimaciones que indicaban el aumento de la inflación al final de 2023, el dato ha descendido del 3,5% de octubre al 3,2% interanual de noviembre por el abaratamiento de la electricidad y los carburantes. Por esa razón, las pensiones más bajas y las no contributivas subirán en torno al 6,8% aunque  la subida del conjunto de pensiones, en el Ministerio de Seguridad Social precisan que el incremento “no está cerrado” todavía, por lo que habrá que esperar a este final de año para confirmar la cifra.

 Hay que resaltar que el poder adquisitivo de los pensionistas está blindado por ley desde diciembre de 2021 por lo que siempre se revalorizarán con la inflación.

El incremento de todas las prestaciones, de la pensión máxima y de las bases de cotización deberá quedar reflejado en los Presupuestos Generales del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí