Tantra: la técnica sexual de Hugh Jackman y Scarlett Johansson

0
© Getty Images/StockPhoto

El tantra se ha convertido en una de las técnicas sexuales más utilizadas. Actores y actrices de renombre, como Jackman o Johansson, han admitido practicarla.

El sexo es uno de los temas por antonomasia. La búsqueda de la evasión y del placer es una constante en un mundo lleno de conflictos y donde los problemas están a la orden del día. En un ámbito que no tiene edad, los expertos aseguran que practicarlo después de los 70 es beneficioso, las formas de mantenerlo varían y alguna de ellas está cogiendo fuerza.

El tantra se ha convertido en una de las técnicas sexuales más utilizadas. Actores y actrices de renombre, como Jackman o Johansson, han admitido practicarla

Una de ellas es el tantra, que se ha convertido en una de las técnicas sexuales más utilizadas e incluso famosos como los actores Hugh Jackman o Robert Pattinson, la actriz Scarlett Johansson o el que fuera jugador del Real Madrid, David Beckham han confesado haberla experimentado en algún momento de sus vidas.

Un hombre y una mujer tumbados en la cama
El tantra se ha convertido en una técnica repetida a nivel sexual. © Película ‘Las sesiones’

¿Qué es el tantra?

Explicado esto, es el momento de relatar qué es el tantra. Elma Roura en su libro ‘El camino al éxtasis’ (Koan, 2020), explica este concepto y lo define como la opción de «unir las energías masculina y femenina, donde sepas acariciar y también ser intenso, incluso impulsivo y animal… Se trata de saber jugar con la ternura y la pasión. La energía del sexo es fogosa, es intensa, es impulsiva, es instinta y bidireccional. La energía del corazón es amorosa, tierna, relajada, tiene belleza es delicada, sensible, circular y sensual».

¿Qué cambia el tantra tiene respecto al sexo tradicional?

En este sentido, es importante resaltar que esta técnica va mucho más allá en cuanto al sexo básico que conocemos y donde la penetración es su protagonista, con el orgasmo como objetivo final, aunque este último no siempre se cumple.

Al respecto, el tantra elude alcanzar el clímax como fin y plantea la opción de unir los cuerpos, disfrutar del contacto piel con piel y ampliar los tiempo, sintiendo la energía que transmite la otra persona.

No solo sexo

Otra falsa creencia es que el tantra está relacionado únicamente con el sexo. Dentro del mismo, se distinguen dos tipos, el tantra rojo, que es el que se aplica al contacto sexual y al coito propiamente dicho y el blanco, que no tiene nada que ver con el primero.

Por lo que respecta a este último, se practica en el kundalini yoga, se trata de «largas meditaciones por parejas que buscan elevar la energía grupal mediante el canto de mantras».

Sea como fuere, y con independencia de su color, el tantra ya está aquí. ¿Se anima a probarlo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí