En esta publicación, conocerá en qué consisten las tarjetas rotativas [revolving, en inglés] y cuáles son los principales riesgos que entraña su uso.

A finales del mes de abril, en Prensa Social les informábamos de los cambios más destacados que se van a producir en las tarjetas de crédito para este año 2022. Otra de las cuestiones relacionadas con los bancos que está ahora más de moda son las tarjetas rotativas.

¿Qué es una tarjeta rotativa?

Esta posibilidad suele ser ofertada por la entidad bancaria a aquellas personas que necesitan financiarse de manera apresurada, ya sea por irse de vacaciones en verano o porque tengan que hacer frente a un gasto inesperado.

Una persona sujeta una tarjeta de débito. / © Creative Commons

Las tarjetas rotativas permiten al usuario comprar a crédito o sacar dinero del banco en forma de préstamo, como ocurre con las tarjetas de crédito habituales, pero con una variante muy importante a tener en cuenta: una vez devuelva parte de la deuda, el préstamo vuelve a estar disponible.

sin darnos cuenta, podemos acumular una deuda elevada: cada vez que use la tarjeta, seguirá ampliando el préstamo

Además, también se enfrentará a otro gran riesgo si usa estas tarjetas rotativas: la devolución del crédito se produce con el pago de un dinero fijo, normalmente una cantidad muy baja. Esta situación provoca que el consumidor mayoritariamente pague intereses.

Ejemplo práctico de Asufin

Para entender mejor que puede suponer para una persona este tipo de tarjetas rotativas, Asufin (asociación de consumidores financieros) expone un caso práctico en el que tiene en cuenta que gasta 1.000 euros y cada mes para 25 euros a su banco.

Según la asociación, ese usuario tardaría cuatro años y 11 meses en devolver el crédito al completo. Además, finalmente la persona pagaría unos 464 euros más por culpa de los intereses derivados de todas las operaciones durante ese periodo. Por tanto, el interés real de la operación sería de casi el 50 por ciento.

«A diferencia de otras tarjetas, que tenemos liquidación a final de mes, con las rotativas se nos incita a que alarguemos el pago de la deuda en el tiempo»

Asufin, asociación de consumidores financieros

Por último, para usar este tipo de tarjetas rotativas, Asufin aconseja: «pague siempre la cuota máxima posible; procure no traspasar dinero de cuenta corriente a crédito; no contrate los seguros de protección de pago que suelen incorporar estas tarjetas; y huya de los descuentos por fraccionar el pago».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí