Al acercarse al teatro ya se despliega una cola de serpiente con todas las personas, en perfecto estado de revista y expectativa, que, mientras gorjeamos y murmuramos, hacemos tiempo, dispuestas a abarrotar La Latina. 

Somos el Gran Público y, por mucho que se ponga Sabina, no nos creemos que las niñas ya no quieran ser princesas, eso sí, lo son a su manera.

Así que nos congregamos, y vamos y venimos, década si y década también, a que nos cuenten la historia de la princesa y sus sapos, bien sea la de Romy cuando se llamó a Sissi, o la de Audrey callejeando por Roma, tal vez la de Vivien solicitando una divina prueba testifical, seguro que la de Dianee cuando encontró a Woody, o quizás la de Julia dejándose hacer la pelota o puede que la de Dakota haciendo morder el polvo, con antifaz y esposas, a un pijo desnortado. 

Y bien que nos gusta reírnos de nuestras princesas – de sus rosas y sus tics, de sus lentejuelas y sus delirios, de sus latigazos y sus cariños – porque si un mito no resiste la parodia, nunca se hará leyenda.

Y a eso hemos venido, nosotras y nosotros, las falanges del Gran Público, a descuajeringarnos (empezando por nosotros mismos)  a cuenta de las «50 sombras de Grey», una serie de películas y novelas que, incomprensiblemente, nos embaucaron en aquel ayer, en aquel entonces.  

Y el ágil libreto ( plagado de segundas intenciones que se pillan a la primera) y la seductora música (empapada de rock and roll y rhythm and bluesde Albert Samuels, Amanda B. Davis, Emily Dorezas, Joseph Shelton, Ashley Ward y Dan Wessels nos lo pone muy fácil, como lo hace la inteligente dirección de Matteo Gastaldo puesta al servicio de maximizar este vodevil radiante y desbocado.

Y todo brilla, relumbra y deslumbra gracias al espléndido plantel encabezado por la pareja protagonista: un desaforado, excesivo y brillante Leo Rivera y la modosa, descarada y respondona Ana Herebia.

No están solos en esta sátira corrosiva, burlesca, y festiva  Flor Lopardo,
Paule Mallagarai y Lucia Ambrosini
relucen, una para todas y todas para una, como infatigables y jocosas hadas – marujas mientras Paula Díaz, Tatán Sellés,
Carles Vallés
y Xabi Nogales no cejan de bailar del disco, al soul y al gospel, hasta que caemos y quedamos rendidos de satisfacción. No se puede, no podemos, pedir más.  

Teatro La Latina (Madrid). Desde el 14 de febrero. Miércoles a jueves a las 20 horas. Viernes a las 19:30 horas. Sábados a las 17:30 y 21 horas. Domingos a las 17 horas. Festivos a las 19:00h

Ficha artística

Reparto

Leo Rivera, Ana Herebia, Flor Lopardo, Paule Mallagarai, Lucia Ambrosini, Paula Díaz, Tatán Sellés, Carles Vallés y Xabi Nogales

Libreto: Albert Samuels, Amanda B. Davis, Emily Dorezas, Joseph Shelton, Ashley Ward y Dan Wessels
Música y letra: Albert Samuels, Amanda B. Davis, Joseph Shelton, Ashley Ward, Dan Wessels
Dirección: Matteo Gastaldo
Dirección musical: Fabio Serri
Traducción: Daniel Anglés
Diseño de escenografía: Matteo Piedi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí