Teatro: «De una soledad parecida a la felicidad», de Patricia Jacas

0

Ya han llegado los años 90 y los mismos que los utilizaban para segar y golpear ahora pisotean la hoz y el martillo.

Son los años 90 y Patricia Jacas —felina y perezosa— se convierte en Alisa una superviviente de la historia rusa que desgrana su relato mirando a los ojos de  cada espectador e invitando a un sorbo de vodka.

Tímida y serena, frágil y determinada, sin culpa o remordimientos, Jacas cuenta su vida que empezó en la pobreza y el idealismo, en el decoro y la dignidad que —innecesaria e inservible— se exigía a los ciudadanos de la URSS y que, de una perversa manera, se convirtió en el caldo de cultivo de la perestroika.

Fue entonces, cuando los rublos se volvieron dólares, cuando Alisa// Patricia se volvió una depredadora que, para sobrevivir, utilizó su belleza y seducción como valor de cambio que le abrió un camino de baldosas amarillas en el parque de atracciones para plutócratas en que se había convertido Moscú.

Sin culpa o remordimiento algunos (lujos solo al alcance de quien pueda comprárselos) y mientras se pinta las uñas, atusa el peinado y acaricia la piel Jacas va construyendo, inadvertidamente, un crescendo que embebe al público convertido en confidente, voyeur y cómplice de esta mujer astuta, inteligente y dotada de una extraña y paradójica ingenuidad que le permite conocer e identificar las grietas y resquicios de la condición humana para , como una gata sobre un tejado de cinc empapado de lluvia, lograr, sibilina y sutilmente, humillar y ofender, sin que se den cuenta, a poderosos y opulentos a cambio de lo que pudiera valer su soledad.    

Teatro Lara (Madrid): martes a las 19:30 horas 

Ficha artística

Reparto
Patricia Jacas 

Idea original Patricia Jacas

Basada en un texto de Svetlana Aleksiévich

Ayudante de dirección Max Cruz 

Fotografía Ignacio Carretero

Producción ejecutiva Factoría Cultural Martínez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí