Teatro: «El Gran Inquisidor» de Marita Heras

0

Ropas desordenadas e inerte como escamas de pieles desechadas, como tejidos muertos y ya inocuos alfombran el escenario mientras las voces imbricadas de Iván y Aliosha (Alexei) reciben al Espectador como Feligrés o Ganado. 

Va a comenzar la narración del sueño de Iván, la narración de la segunda venida de Cristo, la narración de la incursión en lo que Marita Heras (que se ha volcado con alma, corazón y vida en esta función) define, con razón, como “el mundo insondable” de Dostoyevski.

Marta García flota por el escenario – a veces mundo, demonio y carne, a veces cielo, ángel y espíritu – mientras rodea, alienta e inspira al Gran Inquisidor ( a quien da vida un excepcional Nacho Marraco, taimado y sinuoso, desgarrado e indignado, a veces fauno con sotana, a veces hereje de sí mismo) erigido en cabeza de la Iglesia, mientras acorrala, razona y, en última instancia, compadece al Cuerpo de Cristo a quien Carlos Guerrero dota de desamparo, desconcierto y piedad.

Durante la fiera homilía con la que el Inquisidor —arrebatado, providencialista, mesiánico— sitia a Jesús resuena -atronador, cruel e  implacable —el silencio de Dios— barro que utiliza Marita Heras para modelar un aire que se respira enrarecido y tenso, inquieto e infortunado en el que anillo papal se convierte en grillete y las obleas se pudren hasta que Jesús, inerme, devuelve a Judas su beso.     

Teatro del Barrio (Madrid) del 20 al 24 de abril. De miércoles a sábado a las 19:30 horas. Domingo a las 18 horas

Ficha artística

Autoría: Fiòdor M. Dostoyesvki
Adaptación: Marita Heras
Dirección: Marita Heras
Elenco: Nacho Marraco, Carlos Guerrero y Marta García
Dirección de producción: Marita Heras
Producción ejecutiva: Compañía A. Chejov S. XXI
Iluminación: Sergio Torres (AAI)
Escenografía: Marita Heras
Diseño de Sonido: Marita Heras
Vestuario: Marita Heras

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí