Narcisista y absorto, ególatra y desamparado, inseguro y determinado, Víctor Palmero da vida intensa y serena, con una emocional y sincera interpretación a un Holden Caufield incierto, un Peter Pan indefenso que se arroga el derecho de ser un Guardián en el Centeno que rapte, para proteger a un Niña Perdida a quien da vida con vehemencia y honestidad  una entregada Lucía Diez,

A partir de hechos reales ocurridos en los años 70 en la América profunda Jesús Torres ha elaborado una fábula de nuestro tiempo sobre dos jóvenes a la huida, incapaces de manejarse y plantar cara a la presión de grupo que les rechaza , le juzga y escupe de su seno.

Juntos crecerán ajenos a leyes y reglas hasta que – en una tensión creciente y asfixiante – la pareja se romperá cuando ella acepta, a cambio de un abrazo, cumplir la reglas del grupo y darles el precio de una víctima propiciatoria para sacrificar de forma que la manada se reafirme, se justifique y obtenga una recompensa.

Conmovedor y desconcertante, sin dejar nada por sentado, no conceder nada por aceptado, “ El monstruo de White Roses” es un espejo tan bruñido como  reluciente que solo refleja monstruos allá donde se emplace. 

Sala La Mirador, consultar cartelera

Dirección y dramaturgia   Jesús Torres 

Reparto Lucía Diez y Víctor Palmero

Diseño de iluminación: Jesús Díaz Cortés

Videoescena: Antonio Villar

Fotografías: Moisés F. Acosta

 Producción EL AEDO 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí