Teatro: «El secreto», de Ramón Paso

0

Hay funciones, pocas, que tienen en constante runrún al patio de butacas, que, expectante y ávido, (sin preocuparles mucho las molestias a los ocupantes de las localidades vecinas a quienes brean a codazos y confidencias) cuenta y comenta, anticipando y deduciendo sobre lo que ocurre y transcurre sobre las tablas: «¡Ya verás tu éste ahora!»; «Lo sabía, lo sabía!»; «¡Huy cuando se entere!»; «¡A ver por dónde sale!»; «¡Te lo dije, te lo dije!» y así…

Ramón Paso hace —con mano firme y conocimiento de causa— que «El secreto» (un texto sazonado con humor suficiente, situaciones descabaladas y un par de medidos volantazos de guion para que no decaiga escrita por Eric Assous sobre las tribulaciones de una familia cuando queda en evidencia su políticamente correcto way of life) se  convierta en ese tipo de función jocosa y disfrutona, tan engañosamente fácil como difícil de conseguir y tan agradecida y generosa cuando se logra. 

Como un niño jugando, paciente y sabiendo lo que hace, con un cubo de Rubik, Paso desentraña el enredo (plagado de celos retroactivos, paternidades desubicadas y maternidades de por vida) que plantea Assous alrededor de un sofá, dos puertas y una menestra de elaborada cocción. Así, midiendo tiempos y tonos, desplantes y descaros, gritos y llantos (en esta obra se grita y se llora mucho y muy saludablemente), miradas y silencios, Paso va cuadrando cada pieza en su sitio, cada fila en su lugar, cada color en su cara hasta conseguir que no haya fisuras, grietas o decaimientos.

Para ello se rodea de una escolta de cómicos y cómicas de raza y alta gama,  para que, al modo de una tribu apache, cómplices y ntregados, bailen una danza derviche alrededor del citado sofá para volcar secretos y celebrar catarsis; Carlos Chamorro clava al padre tarambana, incorregible y adorable; Susana Hernáiz, borda  a la jefa de la tribu, una  matrona tan conciliadora como capaz de poner las cosas en su sitio (¡hay que ver que bien se cabrea, arrolladora, implacable y contundente, Hernáiz); Jorge Pobes entrega un galante y atribulado hijo de papá y mamá y la irresistible Ángela Peirat deja suelto ese duende que lleva a flor de piel para espolvorear de encanto el escenario.   

Y así, mientras el nudo se hace y deshace y rehace, va transcurriendo, feliz, esta sólida función, puro y desenfadado espectáculo que el público refrenda con risas y carcajadas tan inequívocas como la cerrada ovación que, puestos en pie, concedió al final. Tan merecida como justa.

Teatro Lara (Madrid): del 5 de julio al 17 de septiembre. Martes, miércoles y jueves a las 20 horas. Viernes y sábados a las 18 y 20 horas. Domingos a las 19 horas.

Ficha artística

Reparto
Carlos Chamarro
Susana Hernáiz
Jorge Pobes
Ángela Peirat    


Dirección: Ramón Paso
Dramaturgia: Eric Assous
Versión: Virginia López–Ballesteros
Ayudante de dirección: Ainhoa Quintana
Escenografía: Raúl Suárez Martín – Readest

Iluminación: Raúl Suárez Martín

Producción: Smedia / Teatro Lara / Gran Teatro de Aranjuez / Tío Caracoles / Trisque / Órbita Media / MP Producciones / Seda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí